7 señales básicas de que no conoces a tus clientes

7 señales básicas de que no conoces a tus clientes

¿Alguna vez te has preguntado si aquello que estás ofreciendo a tus clientes es lo que realmente buscan y necesitan? No es secreto para nadie: el mercado cambia y tú también. Las propuestas de valor a los clientes representan los atributos que tu marca suministra a través de sus productos y servicios para crear fidelidad y satisfacción, los cuales sólo se pueden conseguir conociéndolos.

 

A continuación te mostramos cuáles son las siete señales principales que demuestran que los caminos de tus clientes no son los que tú creías:

 

  1. No conoces tu segmento objetivo de consumidores. Si no has realizado un sondeo de opinión entre tus clientes actuales y potenciales para detectar las actitudes y percepciones de tu mercado meta, no sabes cuáles son sus necesidades.
  2. Percibes a tus clientes como una estadística y no como seres humanos. Identificar las actitudes, percepciones y expectativas de tu mercado objetivo te permitirá comprender cuáles son sus criterios y sus motivaciones.
  3. Tu estrategia comercial está estructurada a partir de tus necesidades y deseos. Considera tener una base de datos de clientes que permita generar lazos de empatía. Saber qué piensa y siente, qué ve, qué dice y hace, qué escucha, etc.
  4. Tu propuesta de valor no parte de los beneficios que el cliente obtendrá de la relación con tu empresa. Creer que tu mercado es inmutable y que los clientes quieren lo mismo que hace tres años es uno de los errores más comunes cuando presupones qué es lo que busca el segmento al que te diriges.
  5. Careces de una herramienta que te permita detectar cómo funciona el ciclo de consumo de un cliente. Existen distintas herramientas que te permiten determinar el comportamiento de un cliente durante la adquisición de un producto o servicio, utilízalas. Emprendedor que no conoce a su mercado, está destinado al fracaso.
  6. Vendes tu idea sin importante si satisfaces las necesidades de tus clientes. La mayoría de los emprendedores creen que su idea es la mejor y que por eso la gente la va a comprar nada más porque sí. Gran error, Debes estar consciente de qué es aquello que vendes y para qué lo estás vendiendo.
  7. No tienes un propósito para vender que cumpla las necesidades y deseos de tus consumidores. Si tu visión no está enfocada en tu mercado, trabajarás sobre suposiciones propias. Tú eres el dueño de negocio, por trillado que suene, ponte en los zapatos de tus clientes.

 

En G2 Consultores contamos con una metodología que permite a nuestros clientes desarrollar y poner en práctica estrategias para conocer su mercado, con el fin de asegurar el incremento en sus ventas y generar lealtad.

About the author

administrator

Call Now Button