Estas son las señales de que tu negocio está desorganizado

Estas son las señales de que tu negocio está desorganizado

Un mexicano promedio sufre una pérdida de hasta un 30% de los ingresos mensuales, el desperdicio de dos horas diarias de trabajo y 30% de su productividad en la oficina o el hogar por no saber cómo organizarse, si esto sucede tan solo a nivel personal, imagina lo que puede hacerle a una empresa o negocio.

Reuniones no programadas o desorden en el funcionamiento de tu empresa son algunas señales de que, en definitiva, la desorganización le está costando valioso tiempo y dinero a tu negocio.

Para que la falta de organización no se coma el tiempo, dinero y futuro de tu negocio, la empresa G2 Consultores, especializada en apoyar a startups, comparte en esta lista los síntomas más comunes de una empresa desorganizada:

1. No hay objetivos claros

Si las juntas internas te están comiendo el día y a todas llegas tarde, entonces definitivamente verás tu negocio fracasar. Recuerda que no todos los asuntos necesitan resolverse dentro de una sala de juntas con horas de discusión, las personas tendemos a divagar y en las juntas se puede llegar a perder tiempo muy valioso que podrías invertir en actividades que sí generarán ganancia o valor; si una empresa tiene bien definidas sus funciones y las personas se alinean a ellas, no habrá necesidad de tantas juntas.

“No se trata de herramientas, sino de cómo esté organizada una empresa… Una herramienta tecnológica no tendrá utilidad alguna si la empresa es un desastre, pues solo se convertiría en un desastre automatizado”, afirmó Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups.

2. No hay métricas

Sin las herramientas adecuadas para medir el desempeño de tus trabajadores, será imposible conocer si realmente están realizando sus actividades o si lo hicieron correctamente. No debes calificar el desempeño de tus empleados de manera subjetiva; decir que alguien “siempre está de buenas” o que “hace bien su chamba”, en realidad no te dice nada sobre su desempeño, las métricas son necesarias.

3. No hay una estructura organizacional

Cuando tienes a más personas de las necesarias realizando una misma actividad, o bien, actividades que no se le asignaron a nadie, jamás sabrás por qué algo salió mal. Es importante que conozcas las acciones que deben tomarse al interior de tu empresa, saber quiénes tienen las capacidades para realizarlas y cuánto tiempo les tomará llevarlas a cabo.

4. No hay culpables o hay muchos culpables

Cuida que cada persona esté asignada a tareas de acuerdo con sus aptitudes, habilidades y experiencias; incluso si sus funciones están bien delimitadas, si la persona no es la correcta, no será capaz de realizar y completar su trabajo con éxito.

5. Dirección solar

¿Tienes la sensación de que tú estás haciendo todo el trabajo? Esto seguramente se debe a que no has aprendido a delegar responsabilidades o a que estás concentrando la información en un grupo reducido de personas.

Al igual que en nuestro sistema planetario todos los astros giran alrededor del sol, en una dirección solar todas las tareas dependen del director para funcionar y continuar moviéndose.

Para que un negocio funcione, es necesario que designes actividades a cada uno de tus trabajadores y que les facilites la información que necesitan para cumplir con sus asignaciones.

El mal desempeño tiene muchos factores, por ello debes alinear tu organización a un objetivo. Por lo tanto, la estructura, el reclutamiento y contratación, las métricas y la operación deben estar alineados a dicho objetivo. Si no tienes ni idea de por dónde empezar, es momento de que pidas ayuda.

Sin importar en qué etapa se encuentre, una buena organización es vital para el buen funcionamiento de una empresa, pero esto es especialmente cierto para una empresa que apenas está despegando. Para ver resultados financieros positivos, tú como emprendedor debes ser el guía y maestro de las personas que contratas, de otra forma, te encontrarás perdiendo dinero sin conocer el motivo.

Está bien recibir ayuda, en especial si es de los profesionales en el área. Las consultorías pueden ayudar a definir, priorizar, integrar y optimizar los procesos productivos de su empresa según la industria.

En G2 Consultores, te ayudamos a entender los perfiles, procesos, objetivos y la manera más adecuada de medirlos. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación o actualización de tu estrategia de organización y procesos.

About the author

administrator

Call Now Button