Blog Left

Evalúa el desempeño del capital humano

 

¿Cuándo fue la última vez que analizaste la situación situación interna y externa de tu empresa? Muchos dueños de negocios suelen enfocarse en la operación y se olvidan de la estrategia. Y es precisamente este descuido el que puede conducir al fracaso incluso a la idea más innovadora. Por eso, resulta imprescindible someterse a un análisis para identificar aciertos y áreas de oportunidad.

 

Aprovechemos que el año está por concluir para hacer un análisis respecto a cómo ha trabajado el equipo durante estos 12 meses. Esto, además de identificar a los empleados clave, resulta de gran utilidad para los dueños del negocio pues así se darán cuenta de qué tan buena labor de liderazgo han implementado.

 

Lo primero que se debe averiguar es qué tanto saben los empleados acerca de la empresa, del mercado en el que se desenvuelven, de la competencia y del consumidor al que atienden. Una opción es reunir al equipo y preguntarles directamente qué tanto saben del negocio y cómo ha contribuido el líder en transmitirles el conocimiento.

 

De manera individual, sostén una reunión en la que hagas tres preguntas clave:

 

  • ¿Sabes cuáles son tus responsabilidades dentro de la organización?
  • ¿Conoces las metas a las que debes llegar y en cuánto tiempo?
  • ¿Cómo sabes que estás llegando a tus resultados?

 

Sin ir más lejos, con las tres respuestas es posible averiguar no sólo el desempeño por cada elemento del equipo de trabajo, sino también qué tanto contribuye el capital humano en alcanzar en tiempo y forma los objetivos del negocio. Los resultados, además, revelarán qué tan claro tiene el líder el rol de cada puesto.

 

Por último, hay que averiguar qué tan cómodos se sienten en la empresa, cuáles son las condiciones de trabajo que sugieren mejorar para alcanzar más rápido sus metas y cómo el líder podría contribuir a su desarrollo profesional. Con la información recopilada, le será más sencillo al líder –en este caso, el dueño del negocio– identificar aciertos y errores.

 

G2 Consultores apoya en el desarrollo del Plan Estratégico de Negocios a partir del diagnóstico de la situación actual interna y externa del negocio, en términos de fortalezas y debilidades, así como de oportunidades y amenazas. Aunado a los resultados arrojados, también somete a análisis el entorno competitivo y la creación de alternativas de desarrollo viables, hasta la conclusión en metas concretas y acciones a desarrollar.

 

Esto es apenas una parte de la auditoría que los especialistas de G2 Consultores aplican en cada caso de éxito. Es así como nuestros clientes alinean los objetivos del negocio con el de sus colaboradores para obtener los objetivos trazados en el tiempo idóneo.

 

Evalúa tu Plan de Negocios

 

El desarrollo de las empresas está condicionado por su capacidad para diseñar su futuro y la habilidad que los dueños del negocio y directivos muestren al momento de implementar las estrategias necesarias para lograrlo. De ahí la importancia de contar con un proceso serio de análisis que derive en estrategias reales y efectivas.

A lo largo del tiempo, en G2 Consultores nos hemos especializado en conducir a nuestros clientes a través de procesos que les permitan evaluar su desempeño en el mercado en el que operan e incluso replantear sus objetivos de negocio. En ese sentido, nuestra recomendación es someter a un análisis meticuloso el plan de negocios.

Un plan de negocios se compone de:

  • Estructura ideológica
  • Estructura del entorno.
  • Estructura mecánica.
  • Estructura financiera.
  • Recursos humanos.

Cuando el dueño de una empresa se acerca a G2 Consultores, lo primero que hacemos es una auditoría de la operación y administración del negocio y eso incluye, desde luego, un check list para determinar si está alineado a su plan de negocios y si ha llegado el momento de modificarlo para evolucionar.  ¿Y qué evaluamos?

En “estructura ideológica”:

  • Nombre de la empresa. Podrá parecer extraño, pero cuando un negocio ha pasado de generación en generación el nombre llega a perder vigencia.
  • Misión, Visión y Valores. Un negocio surge de una idea e intención primeras; sin embargo, esta puede quedar obsoleta conforme avanza la operación.

El objetivo es ser honestos ante preguntas como: ¿sigo en el top of mind de mi consumidor? ¿Mi visión del futuro es la misma que tiene la industria en la que opero? Y ¿qué tan “recto” es mi equipo de trabajo?

En “estructura del entorno”:

Lo más importante es saber si el plan de negocios está haciendo un exhaustivo estudio acerca de cómo es el mercado en el que se desenvuelve, dónde hay oportunidades y cuáles son las principales amenazas. Para ello, el plan de negocios debe considerar un análisis FODA.

  • Fortalezas. ¿Qué te hace único y diferente?
  • Oportunidades. ¿Qué quiere el mercado meta y cómo tu negocio satisfará esas necesidades?
  • Debilidades. ¿Cuáles son los defectos de tu oferta?
  • Amenazas. ¿Cómo es el sector en el que opera tu negocio y cómo tus competidores?

En “estructura mecánica”:

Detectamos cuáles son los objetivos del negocio, qué estrategias se desarrollaron e implementaron para alcanzarlos y cuáles fueron los resultados propuestos (y en realidad logrados). Por tanto, los especialistas de G2 Consultores tomarán en cuenta los siguientes puntos:

  • Precios, planes de pago y promociones.
  • Fuerza de ventas.
  • Canales de distribución.
  • Canales de comunicación.

En “estructura financiera”:

  • Estado de resultados proyectado a tres años
  • Balance general proyectado a tres años
  • Flujo de caja proyectado a tres años
  • Análisis del punto de equilibrio
  • Análisis de escenarios.

¿Y por qué en G2 Consultores lo hacemos así?  Recopilaremos y analizaremos información interna y externa que sirva de base para el proceso de planeación propuesto por nuestros especialistas. Buscaremos información del entorno macroeconómico, mercado, competencia, productos, crecimiento en ventas, márgenes y situación financiera a fin de generar la estrategia idónea de crecimiento.

Aprovecha este cierre de año para hacer un recuento del desempeño de tu empresa. Deja que los especialistas de G2 Consultores te apoyen y juntos diseñaremos un plan de negocios a la medida.

¿Estás en una industria muy competida?

Cuando se trata de analizar a la competencia, la mayoría de los dueños de negocio se quedan en un plano superficial. Suelen centrarse en dos o tres competidores directos y menos son aquellos que consideran a la competencia indirecta. Pero, ¿qué tanto se sabe acerca de la competencia a nivel industria?

En G2 Consultores estamos convencidos de que “Información es poder”, de ahí que sea de vital importancia considerar a la competencia en un nivel macro. En ese sentido, la propuesta que hacemos a nuestros clientes es adentrarnos a fondo a comprender cómo funcionan los negocios dentro de la industria en la que operan. Y para eso, proponemos el modelo de Las 5 Fuerzas de Porter.

Este modelo, producto de la mente brillante de Michael Porter, consiste en analizar cinco elementos:

porter

Fuente: http://www.google.com.mx/imgres?imgurl=&imgrefurl=http%3A%2F%2Fwww.adesor.com%2F2013%2F02%2Fcinco-fuerzas-de-porter.html&h=0&w=0&tbnid=Fu5c4zwfaEkfWM&zoom=1&tbnh=175&tbnw=288&docid=pBSP8hcrBP85MM&tbm=isch&ei=b6t4VNiFCtHsoASF94LgDQ&ved=0CAQQsCUoAA

 

  1. Rivalidad entre los competidores existentes. Se refiere al número de empresas que ofrecen el mismo producto dentro de una industria. El objetivo es identificar a los líderes, cuáles son sus aciertos y en qué están fallando para así saber cómo diferenciarse de ellos.
  2. Amenaza de los nuevos competidores. Este análisis ayuda a entender qué tan sencillo resulta la entrada de nuevas compañías con el mismo producto a una industria específica. Sólo así se sabrá cuánto tiempo tendrán efectividad nuestras estrategias de comercialización.
  3. Amenaza de productos y servicios sustitutos. La competencia más peligrosa no siempre ofrece el mismo producto o servicio. Por ejemplo, un sustituto de aires acondicionados sería vidrios que modulen el clima en interiores. Este nivel de análisis resulta muy útil si de tasar precios se trata.
  4. Poder de negociación de los proveedores. Aquí se trata de saber qué tan sencillo es conseguir la materia prima para producir determinado producto. En la medida en la que abunden los proveedores, menor poder de negociación tendrán. Pero si su número es limitado, serán ellos quienes impongan las reglas del juego.
  5. Poder de negociación de los clientes. A menor número de clientes, mayor su poder de negociación. Si un negocio opera en una industria con un alto porcentaje de competencia directa, deberá enfrentar exigencias como mejores precios, más valor por el dinero y, por supuesto, menor oportunidad de crecimiento.

En G2 Consultores contamos con especialistas en el análisis de la competencia a niveles tan granulares que nuestros clientes han logrado capitalizar ese conocimiento y convertirlo en ventaja competitiva. Prepara tu compañía para un ambiente de negocios altamente competido y asegura el éxito de tu próxima estrategia de comercialización con nosotros.

Blake y Mouton para determinar el perfil de liderazgo de tu empresa

¿Cómo saber qué tipo de liderazgo se está implementando dentro de la empresa? Por años, un tema de estudio entre los consultores de negocios ha sido el perfil ideal del líder –el estratega, el paternal, el tirano, etc. –. En G2 Consultores retomamos el diagrama Blake y Mouton, un cuadrante que busca ejemplificar los distintos modos de liderazgo con sus consecuencias.

Este diagrama (o grid, como también se le identifica) consta de dos dimensiones: “preocupación por” la producción y “preocupación por” las personas.

Al referirnos a la “preocupación por” la producción, tomamos en cuenta los siguientes puntos:

  • Atención en los procedimientos y procesos
  • Creatividad en favor del negocio
  • Calidad de los servicios del equipo de colaboradores
  • Eficiencia del trabajo, y
  • Volumen de la producción

En tanto que al hablar de la “preocupación por” las personas, hacemos referencia a:

  • Grado de compromiso personal con el logro de las metas
  • Fomento de la autoestima de los trabajadores
  • Asignación de responsabilidad con base en la confianza más que en la obediencia
  • Generar buenas condiciones de trabajo, y
  • Relaciones personales satisfactorias

Ahora bien, de acuerdo con el modelo Blake y Mouton, existen cinco perfiles de liderazgo:

Sin título

  1. Dirección 1-9, Club Social. Es el líder que vela por los intereses del equipo y olvida medir y gestionar la productividad y competitividad.
  2. Dirección 9-9, en Equipo. Es quien logra alinear las necesidades de la producción con las necesidades de los individuos.
  3. Dirección 1-1, Insuficiente. Es quien olvida sus responsabilidades como líder y anula su figura de autoridad para convertirse en el mensajero entre los directivos y los trabajadores.
  4. Dirección 9-1, Autoritaria. Es el líder que concentra sus esfuerzos en la producción y descuida el trato al personal.
  5. Dirección 5-5, Equilibrada. Podrá parecer la media a lograr; sin embargo, se corre el riesgo de dejar todo “a medias”; es decir, sin oportunidad de concretar acciones sobre la producción o el personal.

Como especialistas en gestión empresarial, en G2 Consultores detectamos que en el mundo del liderazgo no existen los extremos. Por el contrario, buscamos que nuestra comunidad de empresarios desarrolle habilidades de liderazgo capaces de actuar de manera efectiva ente todo tipo de situación. Con ello, el negocio se ve impactado positivamente en el mediano y largo plazo a la vez que el capital humano se empodera y compromete con la empresa.

Y tú, ¿con qué tipo de liderazgo conduces actualmente tu negocio? Permite que te guiemos y descubre cómo crecer como líder con nuestra mentoría.

Contratar personal no es la única manera de sustentar tu crecimiento

Una de las preguntas recurrentes entre los dueños de negocio que se acercan por primera vez a G2 Consultores es “¿Estoy listo para crecer?”. Basados en nuestra experiencia como especialistas en llevar a las empresas hacia el éxito, hemos detectado algunas señales que indican si es o no el momento de dar el siguiente paso:

 

  • Se confunde lo importante con lo urgente. Si lo primero que haces tú y tus colaboradores el lunes por la mañana es eliminar los correos no deseados y dejas al último aquellos a los que se debe darseguimiento, entonces –créeme– ninguno en la organización tiene claras sus prioridades.
  • Vendiste, ¿y luego? Una de las áreas menos atendidas es la de post venta. Tal pareciera que el cierre de un trato es la meta final cuando hay que recordar que un comprador se vuelve cliente hasta la tercera compra. Y como esta, seguramente en tu negocio hay más áreas poco atendidas
  • “Eso es para los grandes”. Muchos dueños destinan poco de su presupuesto al Marketing y a la Publicidad. Creen que, lejos de una inversión, resultan un gasto sin darse cuenta de que precisamente a través de ellas es que se detectan las oportunidades de negocio.
  • El precio de contratar más personal. Es cierto que un emprendedor no puede darse el lujo de contratar personal a la ligera; sin embargo, corre el riesgo de saturar a su personal actual cuando no logra identificar que las demandas del mercado que atiende lo están sobrepasando.

 

¿Te sentiste identificado? Entonces llegó la hora de crecer el negocio. Y para lograr un crecimiento ordenado y, sobre todo, exitoso, necesitas de una sólida estructura organizacional. En G2 Consultores recomendamos contar con un proceso que justifique y vuelva rentable la decisión de expandir una compañía.

 

Comienza por definir los cuatro fundamentos de tu empresa:

 

  1. Ideología
  2. Modelo de negocio
  3. Objetivos
  4. Procesos actuales

 

Una vez plasmado en papel, resultará más sencillo identificar acciones clave como:

 

  • Actividades
  • Estructura organizacional
  • Funciones y responsabilidades por cargo
  • Métricas y evaluaciones de desempeño
  • Procesos

 

Con esta metodología, diseñada por G2 Consultores, se busca detectar: a) importancia de cada actividad; b) volúmenes requeridos de recursos y capital humano para satisfacer las necesidades del mercado; c) capacidades requeridas; d) oportunidades de terciarización; e) oportunidades de automatización, y f) convergencia en negocios.

 

Como verás, el crecimiento de un negocio no radica en la contratación de más personal, sino de la capacidad para identificar de qué manera es posible expandir operaciones sin arriesgar los recursos e inversión ya existentes. Acércate a los expertos de G2 Consultores y comienza ese proceso de crecimiento que necesitas ya.

 

¿Crees que necesitas más manos? Contratar personal no es la única manera de sustentar tu crecimiento

 

Una de las preguntas recurrentes entre los dueños de negocio que se acercan por primera vez a G2 Consultores es “¿Estoy listo para crecer?”. Basados en nuestra experiencia como especialistas en llevar a las empresas hacia el éxito, hemos detectado algunas señales que indican si es o no el momento de dar el siguiente paso:

 

  • Se confunde lo importante con lo urgente. Si lo primero que haces tú y tus colaboradores el lunes por la mañana es eliminar los correos no deseados y dejas al último aquellos a los que se debe darseguimiento, entonces –créeme– ninguno en la organización tiene claras sus prioridades.
  • Vendiste, ¿y luego? Una de las áreas menos atendidas es la de post venta. Tal pareciera que el cierre de un trato es la meta final cuando hay que recordar que un comprador se vuelve cliente hasta la tercera compra. Y como esta, seguramente en tu negocio hay más áreas poco atendidas
  • “Eso es para los grandes”. Muchos dueños destinan poco de su presupuesto al Marketing y a la Publicidad. Creen que, lejos de una inversión, resultan un gasto sin darse cuenta de que precisamente a través de ellas es que se detectan las oportunidades de negocio.
  • El precio de contratar más personal. Es cierto que un emprendedor no puede darse el lujo de contratar personal a la ligera; sin embargo, corre el riesgo de saturar a su personal actual cuando no logra identificar que las demandas del mercado que atiende lo están sobrepasando.

¿Te sentiste identificado? Entonces llegó la hora de crecer el negocio. Y para lograr un crecimiento ordenado y, sobre todo, exitoso, necesitas de una sólida estructura organizacional. En G2 Consultores recomendamos contar con un proceso que justifique y vuelva rentable la decisión de expandir una compañía.

 

Comienza por definir los cuatro fundamentos de tu empresa:

 

  1. Ideología
  2. Modelo de negocio
  3. Objetivos
  4. Procesos actuales

 

Una vez plasmado en papel, resultará más sencillo identificar acciones clave como:

 

  • Actividades
  • Estructura organizacional
  • Funciones y responsabilidades por cargo
  • Métricas y evaluaciones de desempeño
  • Procesos

 

Con esta metodología, diseñada por G2 Consultores, se busca detectar: a) importancia de cada actividad; b) volúmenes requeridos de recursos y capital humano para satisfacer las necesidades del mercado; c) capacidades requeridas; d) oportunidades de terciarización; e) oportunidades de automatización, y f) convergencia en negocios.

 

Como verás, el crecimiento de un negocio no radica en la contratación de más personal, sino de la capacidad para identificar de qué manera es posible expandir operaciones sin arriesgar los recursos e inversión ya existentes. Acércate a los expertos de G2 Consultores y comienza ese proceso de crecimiento que necesitas ya.

 

¿Llegó el momento de crecer?

“Negocio que no crece, desaparece”, así lo sentencia Antonio del Valle, director del el corporativo de petroquímicos Mexichem –empresa que alcanzó un valor de capitalización de US$6,000 millones en la Bolsa Mexicana de Valores, en 2011, y reportó un crecimiento en sus ingresos de  8 %, al cerrar con $1,429.1 millones–. Y seguro que sabe de lo que está hablando.

El sueño de todo dueño de una start up es crecer. Sin embargo, son más conocidas las historias de fracaso que de éxito cuando se toma una decisión de estas dimensiones. La pregunta es ¿Existen señales que nos indiquen si ha llegado el momento de crecer el negocio? Los años de experiencia que tenemos como especialistas en la gestión empresarial en G2 Consultores indican que sí.

Contratar más personal, invertir en más infraestructura o buscar a un socio puede ser un arma de doble filo si la empresa, y el dueño, no están lo suficientemente maduros como para enfrentar una expansión. Sin embargo, existen indicadores que “avisan” si es momento de crecer, como lo señala la experta en negocios y colaboradora de negocios Paula Andruss:

  • Eres mejor que tu competencia directa. Es evidente: la gente prefiere tu marca. Podrás ofrecer lo mismo en teoría, pero sin duda acompañas tu oferta con un valor agregado que el competidor no tiene. De acuerdo con Andruss, este valor suele provenir de un equipo de trabajadores ganador. SI ya lo tienes, no lo dejes ir e incentívalo para que continúe dando lo mejor de sí.
  • Los clientes llegan a ti. Cuando te ubicas entre los productos y servicios preferidos por tu mercado meta, de manera casi automática la cartera de clientes se hace más voluminosa. Atrás quedaron los tiempos de tocar puerta por puerta pues ahora son los clientes –incluso grandes empresas– los que van a donde tú digas con tal de obtener tu producto.
  • Los números te avalan. Uno de los talones de Aquiles de los emprendedores es la administración del negocio. Por eso, es importante que domines tus finanzas pues sólo así sabrás que si inviertes en infraestructura, por ejemplo, podrás obtener un ROI a partir del cuarto mes sin que la falta de flujo de efectivo impacte directamente la producción.
  • ¿Puedes comprar una empresa? Esta pregunta deberás responderla, de preferencia, de la mano de un asesor en Negocios pues se trata de decidir si adquieres una empresa que apuntale a tu start up o deberás sumar esfuerzos y buscar una sociedad. Recuerda que este tipo de estrategias requieren de un asesor legal y todo lo que involucre a nuevos participantes deberá ir acompañado de un contrato claro y justo.

En G2 Consultores constamos con especialistas dedicados a hacer crecer negocios. Lograr un punto sano de crecimiento es un mérito que requiere acompañar a tu negocio. Acércate a nosotros, danos la oportunidad de acompañarte en el camino hacia el éxito y asegura el futuro de tu negocio.

Convierte leads en ventas seguras

Uno de los retos más grandes a vencer como consultor de negocios y hacer entender a los emprendedores que una página Web va más allá de tener presencia en Internet. Es decir, esta idea podía tener sentido hace una década; sin embargo, las reglas del juego evolucionaron y hoy los empresarios se enfrentan a consumidores más informados, que disponen de datos prácticamente en tiempo real y que exigen cada vez más opciones de compra asesorada en línea.

Así, darle la misma atención al sitio Web de tu negocio es vital si quieres permanecer vigente en el top of mind de tu público meta. Pero ¿qué necesitas para lograrlo? Lo primero que debe entender el emprendedor es entender que un sitio Web es una extensión del negocio físico. Todo cibernauta que llegue a él esperará obtener no sólo el perfil del producto o servicio; también deseará encontrar información útil, comentarios de otros clientes, atención personalizada, opción de compra y pago en línea, y entrega inmediata a domicilio.

Como especialistas en la correcta gestión de empresas, en G2 Consultores detectamos la importancia de contar con una estrategia de comercialización vía Internet. El objetivo es claro: hacer de cada lead (es decir, solicitud de información) una venta segura. Aquí algunas recomendaciones:

 

Diseño Web atractivo.

 

En Internet la competencia por captar la atención de los cibernautas es despiadada y entre más útil y entretenido sea tu contenido, tendrás más oportunidades de vencer. Por eso, si quieres resultados contundentes, deberás considerar invertir en un sitio Web profesional y dejar de pensar que es un gasto.

 

Uso de Landing Pages.

 

Se trata de habilitar un sitio Web con “páginas” Web alternas a las que el cibernauta, por cada interacción que busque en ellas, deberá proporcionar algunos datos e incluso acceder a recibir información vía correo electrónico. Diseñadas y desarrolladas correctamente resultan una vía fantástica para el call to action, la generación de una comunidad alrededor de la marca y la creación de perfiles de prospectos y clientes.

 

Estrategias con Google Adwords

 

Ser de los primeros resultados en los buscadores más populares es un trabajo que requiere de la asesoría de un especialista (SEO). Sin embargo, como dueño de negocio tienes la posibilidad de aportar ideas, sobre todo si se trata de localizar conceptos con los que el mercado meta suele relacionar tu marca, producto o servicio.

 

Detección de prospectos y clientes

Cuidado: no todo el que solicita información tiene la intención de comprar. Por tanto, el discurso y la estrategia de ventas no es igual para todo aquel que dé click a tu sitio Web. De acuerdo con nuestra experiencia, para quien visita un sitio Web por primera vez, lo recomendable es pedirle sus datos y así tenerle presente en las bases, mientras que al prospecto hay que dirigir ofertas intermedias enfocadas a sus necesidades y retos específicos y no pedirle sus datos (esto puede resultarle molesto). Al cliente, por el contrario, se le trata de manera personalizada, con sugerencias de compra y ofertas únicas.

 

Esto es tan sólo una parte de una estrategia de Marketing digital efectiva. En G2 Consultores podrás encontrar a expertos en Marketing y Ventas listos para apoyarte en el desarrollo de iniciativas efectivas que harán crecer tu negocio. Desde sitios Web atractivos y redituables, hasta interacción y tiendas en línea, campañas publicitarias y de mercadeo, con G2 Consultores encontrarás todo lo necesario para llevar a tu compañía hacia el éxito.

 

 

 

Evita caer en la “dirección solar”

Este fenómeno es muy común en las empresas familiares: el fundador, el patriarca, está involucrado en todos los procesos y no se mueve una hoja sin su autorización. Sin embargo, el tiempo se encargó de demostrar que esta estrategia de management, “dirección solar”, resulta altamente tóxica para la organización en el largo plazo.

¿Cómo saber si tu empresa opera bajo la influencia de la “dirección solar”?

  • Los empleados no tienen claras sus funciones ni objetivos.
  • La toma de decisiones se retrasa si el dueño está ausente.
  • Se confunde “lo importante” con “lo urgente”.
  • La compañía carece de procesos porque todos están involucrados.
  • Múltiples fuentes de información.
  • No hay planes de sucesión.

Si te suena familiar este escenario, entonces debes tomar cartas en el asunto de inmediato. Lo importante, en primer lugar, es asumir que se tiene un problema y aceptar ayuda. En G2 Consultores contamos con especialistas en dirección empresarial que te ayudarán a implementar de manera exitosa las iniciativas necesarias para superar la crisis de la “dirección solar”.

Lo más importante es aprender a delegar; es decir, dejar por escrito cuáles son las funciones de cada puesto al interior de la empresa, los objetivos y quién es responsable de que ambos se cumplan. Por lo pronto, comienza por aplicar estos pasos:

  • Admítelo, no lo sabes todo. Comienza por aceptar que hay gente con habilidades y experiencia más amplias que las tuyas en determinadas áreas. Eso no te convierte en un mal dueño; al contrario, si lo aceptas verás cómo cambia tu manera de dirigir al equipo.
  • Lleva una agenda. Lleva una agenda en la que quede claramente estipulado cuáles son las funciones que no pueden esperar y cuáles requieren de mayor labor de estratega. Asigna a quién le corresponden dichas funciones y a quién debe reportar las conclusiones.
  • Comunícate con el equipo. Si no lo hiciste durante la contratación, aún estás a tiempo de explicarle a tus empleados por qué se les contrató, cuáles son sus responsabilidades y qué objetivos debe alcanzar en determinado tiempo. Platica con ellos.
  • Involúcrate. No te confundas. Delegar no implica dejar de monitorear y de evaluar el desempeño del equipo ni el día a día del negocio. Organiza reuniones semanales (de no más de 30 minutos, por favor) y haz que cada empleado resuma su semana y exponga resultados.

Asegura el éxito de tu empresa con la mentoría de los especialistas de G2 Consultores. Evita el fracaso y aprende a dirigir negocios como los grandes.

 

 

Desorganización, el talón de Aquiles del entrepreneur

Una de las características de quienes deciden emprender es la creatividad. Cientos de ideas diarias pasan por la mente del emprendedor y pareciera que el tiempo es insuficiente para echarlas a andar. Sin embargo, conforme pasan los meses, ese gran creativo se va transformando en lo que en el lenguaje de negocios se conoce como “el hombre orquesta”; es decir, el que se encarga de abrir el negocio, de prospectar clientes, de hacer la labor de ventas, de cobrar, de administrar los recursos y hasta de limpiar la oficina o local si es necesario.

Cuando se llega a este punto significa que la operación -y por qué no decirlo, la soberbia- te sobrepasó. El resultado: una desorganización que te llevará a perder el rumbo de tu negocio y, en el mediano plazo, al fracaso. Por eso, es importante contar con la asesoría de especialistas en el diseño, creación y desarrollo de nuevos negocios. En G2 Consultores contamos con expertos que te ayudarán a administrar mejor tu tiempo e implementar estrategias que aminoren la carga operativa para dar paso a tiempo de estrategia.
Pero, ¿cómo volver al camino al rol de “dueño del negocio” cuando ya se es un “hombre orquesta” -además, desorganizado-? Carol Tice, experta en emprendedurismo, recomienda poner en práctica los siguientes puntos:

DESIGNA TAREAS POR ESCRITO

Necesitas aprender a delegar y eso significa que debes confiar en las capacidades que tienen tus colaboradores para seguir instrucciones. Deja claramente por escrito cuáles son las funciones y metas por empleado y suelta las riendas.

DEADLINES

Dicen que lo que no se mide no sirve. Deja de confiarte y establécete metas a alcanzar. Complementa el reto con fechas reales y comprométete de corazón a cumplir con esos plazos.

POLÍTICAS A LA MANO

Está bien confiar en tu equipo; sí embargo, evita contratiempos y malos entendidos teniendo a la mano las políticas de tu empresa. Haz que todos las conozcan -sobre todo tus empleados, proveedores y socios de negocios- y así te protegerás y operarás con base en tu Misión y Visión.

SIMPLIFICA

Tener el control del negocio no significa fiscalizarlo todo o involucrarte en cada paso. Aquí la estrategia consiste en simplificar los procesos para así agilizar áreas clave, como Ventas y Distribución. Recuerda que el nuevo consumidor valora enormemente su tiempo.

-ORDENA

Mucha gente suele decir que en el desorden hay orden. Error. Un lugar de trabajo desordenado es el resultado de un líder que no tiene el control de su negocio, no se alinea a sus objetivos de negocio y, sobre todo, no tiene claras sus metas. Predica con el ejemplo y ordena tu escritorio,documentos y agenda. Inmediatamente notarás la diferencia.

 

En G2Consultores nos dedicamos a dar soluciones al día a día de los entrepreneurs. Acércate a nosotros, déjate asesorar y acompañar y mejor tus procesos de trabajo con la asesoría de nuestros especialistas.

 

Aprendiendo a Fijar Precios

Probablemente, uno de los dilemas más recurrentes (y angustiantes) para un emprendedor es saber cómo fijar los precios de sus productos. La situación se complica cuando se trata de un intangible, como un servicio. La buena noticia es que existen algunos consejos básicos que te ayudarán a saber hasta dónde está dispuesta a pagar tu mercado por tu oferta.

Esto seguro ya lo habrás leído en entradas anteriores: escucha a tu cliente. Y lo leerás cuantas veces sea necesario hasta que se vuelva un mandamiento en tu día a día. La ventaja de prestar atención a las necesidades de tus futuros compradores es que te permitirá no sólo aprovechar áreas de oportunidad específicas, sino que además te dejará ver en dónde flaquea tu competencia directa.

Para poder designarle un precio a eso que tú vendes, es importantísimo echar un vistazo a tus costos de producción –infraestructura, costos fijos, mano de obra, costo de publicidad y mercadotecnia, y canales de comercialización–. A ello deberás sumar cuánto te cuesta hacer que tu producto o servicio sea único; es decir, cuánto tuviste que invertir para generar tu valor agregado.

Existen cuatro reglas básicas para fijar precio y evitar caer en errores como tasar alto o malbaratar.

ESCUCHA A TUS CONSUMIDORES. No nos cansamos de repetirlo. En vez de platicar con tus consumidores para tratar de cerrar una venta, pregúntales cómo perciben tu marca, la experiencia de compra y si satisface sus expectativas. Por último, pregunta directamente cuánto estarían dispuestos a pagar y por qué.

ANALIZA A TU COMPETENCIA. Es difícil entender lo que nos hace diferentes de los demás si sólo nos vemos a nosotros mismos. Por eso, pregúntale a tus compradores por qué compran contigo y no con la competencia o, en su caso, por qué decidirían cambiarte por “la otra marca”.

SÉ HONESTO AL AUTO-EVALUARTE. Muchas veces los emprendedores están convencidos de que su oferta es la mejor y olvidan que allá afuera hay un mundo de marcas dispuestas a hacer lo que sea con tal de ganar más clientes. Analiza fríamente qué te hace mejor que los demás, dónde cometes errores y cómo mejorarás para así poder ser tú quien fije el precio.

RECONOCE A TUS CONSUMIDORES. Admítelo: tu producto o servicio no es para todos. Bajo esta premisa, deberás definir bien qué perfil tiene la gente que compone tu mercado meta y sólo así, podrás enfocar toda tu atención en él. Es mejor enfocarte en un punto y no pretender atraer la atención de quienes no te comprarán.

¿Consejos acerca de cómo fijar precios? Escucharás y leerás cientos a lo largo de tu aventura como emprendedor. Sin embargo, para caminar con paso firme y evitar contratiempos, lo mejor es consultar a especialistas en el lanzamiento de nuevos negocios. Ellos, con su experiencia, te orientarán a fin de que ofrezcas alta calidad a un precio competitivo. Para más información, contáctanos! 

Innovación, la joya de la corona en los negocios

Por años, la innovación en los negocios se relacionó con la novedad. Parecía que ser innovador significaba crear un producto o servicio único e irrepetible, sin precedentes. Sin embargo, con el paso del tiempo muchas compañías demostraron que la innovación podía venir de múltiples caminos: desde la comercialización, la presentación, la publicidad y la mercadotecnia, la post venta e incluso, desde la manera en la que se empleaban los recursos del negocio.

De acuerdo con Alexander Osterwalder, consultor de emprendedores y creador del modelo de negocio conocido como Canvas, la innovación se gesta desde el mismo modelo de negocio –entendido como la herramienta conceptual que, mediante un conjunto de elementos y sus relaciones, permite expresar la lógica mediante la cual una compañía intenta ganar dinero generando y ofreciendo valor […]”[1]. Así, el propone cinco vías para alcanzar la innovación.

1.     Desde los recursos existentes. Se trata de aprovechar al máximo la infraestructura –hasta el expertise del capital humano– que ayuden a la empresa a generar más ingresos. Como ejemplo figura el portal Amazon, que además de las ventas, ofrece los servicios de almacenamiento de bases de datos y servidores, y así explota la inversión ya hecha.

2.     Desde la oferta. La estrategia consiste en identificar las maneras más originales de hacer llevar el producto o servicio al mercado meta. Una firma que lo logró fue Apple pues, a pesar de que su core business son los equipos de cómputo, prácticamente sacó de la jugada a dos líderes: Sony, como el creador de los reproductores móviles de música, y Nokia, como el número 1 de los teléfonos celulares. La clave: le dio al usuario una experiencia de compra única.

3.     Desde el cliente. Los negocios para la base de la pirámide (BDP) son un buen ejemplo de cómo incrementar las ventas a partir de pensar en las necesidades reales de los prospectos. Prueba de ello son las presentaciones “económicas” de algunas líneas de productos. Hecho: un miembro de la BDP difícilmente podrá comprar una botella regular de shampoo; pero sí tiene $10 para comprar un sobre con el producto cada dos días.

4.     Desde las finanzas. Consiste en diseñar estrategias para hacerse de capital sin tener que recurrir a los medios tradicionales, como los créditos bancarios o la familia y amigos. Aquí entran desde fijar precios y lanzar promociones hasta la búsqueda de financiamiento a partir de fondeadoras, etc. el objetivo es incrementar las ganancias a partir de la creatividad del equipo responsable de las finanzas del negocio.

5.      Desde diversas áreas del negocio. La innovación provendrá de reunir a los equipos de las áreas de la compañía para que en conjunto diseñen una estrategia en la que, juntos, hagan crecer las líneas de producción, los canales de comercialización, la cartera de clientes y las ventas. El objetivo es arriesgado pues el modelo de negocio original seguramente experimentará un cambio de 180 grados.

Si te interesa alcanzar la innovación en tu negocio, apóyate en los expertos y analiza cuál es la mejor opción para tu emprendimiento.



[1]   MÁRQUEZ García, Juan Fernando. “Innovación en modelos de negocios: la metodología de Osterwalder en la práctica”, en Revista MBA Eafit. [Fecha de consulta 7 de octubre de 2014]. << http://www.eafit.edu.co/revistas/revistamba/documents/innovacion-modelo-negocio.pdf >>

Call Now Button