Category Archive Inversionistas

¿Qué es la tesis de inversión de los venture capital y por qué es relevante para las startups?

¿Qué es una tesis de inversión de un venture capital? ¿Por qué es tan importante que las startups la consideren a la hora de buscar inversionistas?

Una tesis de inversión de un Venture Capital es un conjunto general de creencias que se utilizan para determinar si se realiza una inversión o no. La tesis de inversión forma parte de la estrategia funcional del propio vehículo de inversión, ya que ella define en qué se invierte y en qué no, y así cumplir con sus propósitos. Tener una tesis de inversión clara ayuda a los inversionistas a establecer objetivos para sus inversiones y a saber si se están logrando. Es decir, permite que el VC sea disciplinado a la hora de buscar a las compañías en las que está interesado.

Así como las startups tienen diferentes etapas de maduración: pre-seed, seed, early stage, growth, expansion y exit, cada una de ellas con sus particularidades; los fondos de inversión tienen sus propias tesis para reclutar a este tipo de compañías en las que se encuentran interesados a la hora de poner su capital.

¿De qué depende la selección? Cada fondo construye su propia tesis, pero vale la pena destacar que deben de poseer los lo menos los siguientes atributos:

  • Tamaño de ticket: El monto promedio que el fondo de inversión puede aportar en una compañía. Por lo usual se definen montos iguales entre un número de compañías y en algunos casos los VC consideran un monto para follow on´s, es decir, que deciden hacer otra inversión en algunas compañías del portafolio.
  • Perfil de compañías: Los fondos también deciden si quieren invertir exclusivamente en compañías nacionales, extranjeras con operaciones en México, por ejemplo.
  • Nivel de maduración de la compañía: Por obviedad el tamaño del ticket depende en gran medida del nivel de maduración de la compañía. Etapas tempranas va por montos pequeños, compañías en expansión van por rondas A,B,C, etc., solicitando inviertan montos grandes. Todo depende de las necesidades de la startup  en la etapa en la que se encuentren.
  • Industria Invertir no depende sólo de seleccionar un producto o servicio. Estratégicamente los fondos seleccionan en qué tipo de industrias desean invertir, por ejemplo, existen VC dedicados a proptech o a Fintech; por el contrario, existen otros que prefieren diversificarse, mitigando los altibajos del mercado.
  • Instrumento: Los VC Invierten en diferentes instrumentos tales como acciones, efectivo, instrumentos de deuda, bienes raíces, entre otros, y su participación en cada uno de ellos es muy variada.
  • La COVID-19 Está agregando, algunos requisitos adicionales a la hora de prospectar una compañía, que, si bien no necesariamente juega como parte de la tesis de inversión, si recomendamos que estés atento a lo que los fondos están vislumbrando para sus próximas inversiones, ya que la pandemia les trajo más cautela a la hora de elegir.

Como te podrás dar cuenta, acudir a un fondo de inversión no sólo depende de lo que tu estés buscando como startup a la hora de levantar capital. Conocer las tesis de inversión de los VC´s con los que pretendes tener un encuentro, te permitirá ser más acertado y lograr un match perfecto.

Tener un entendimiento de fondos de inversión de VC y todo lo que conlleva, depende de contar con una estrategia de levantamiento de capital y del acompañamiento de un experto que sepa implementar una adecuada para las necesidades de tu compañía, garantizar que tus números sean correctos y que tenga vinculación precisa con los fondos de inversión para tus próximas rondas. Que tu ronda de levantamiento de capital sea impecable. Somos G2 Consultores, especialistas en diseñar estrategias de levantamiento de capital para startups. Acércate a nosotros, te podemos ayudar.

Emprendedores e inversionistas son parte del mismo equipo

Frecuentemente existen diversas disyuntivas sobre los beneficios de recibir capital para traccionar tu startup, ya que probablemente pienses en lo que vas a dar de tu empresa a alguien que seguramente conoces de renombre, pero no más, la buena noticia es que él tampoco te conocerá, por lo que se presenta una nueva oportunidad de que conozca y se interese en tu startup para después, iniciar una relación entre ambos.

Por lo general, la información que te interesa de un inversionista va intrínsecamente relacionada con las siguientes preguntas: ¿A qué fondo pertenece? ¿en qué tipo de startups invierte? ¿qué le debo mostrar de mi proyecto para que sea atractivo?  Pero, pocas veces nos preguntamos cómo debe ser la relación que se establece entre el inversionista y tu equipo y hacia dónde se dirige. Debemos de tener claridad en que, la relación que se crea entre ambas partes debe ser de confianza, credibilidad y trabajo en equipo.

Hay algo claro en todo esto, no hay startup sin inversión, ya que en distintos momentos y etapas necesitarás apoyo financiero de alguien que confíe en tu empresa y que esté dispuesto a apostar por ella. Asimismo, el inversionista debe confirmar que está realizando la mejor apuesta y que tiene al “equipo” para lograr objetivos mutuos, y lograr escalar.

Recuerda que el mejor inversionista es aquel que te aporta dinero, relaciones y conocimiento, es decir, te invierte Smart money; sus recursos intelectuales te ayudarán a escalar más rápido, incluso reducir riesgos en un futuro.

En resumen, debes de tomar en cuenta 1) las alianzas que tiene tu inversionista, recuerda verlo de la manera mas estratégica para tu startup; 2) La experiencia con la que cuenta, ¿ha sido emprendedor igual que tú?, ¿conoce la industria en la que te desenvuelves? ¿su feedback  es de valor para tu equipo y tu modelo de negocios? y 3)  ¿Se involucra en la operación del negocio? ¿Toma decisiones contigo? ¿Te orienta para que tomes una?

Es necesario analices estas tres características a la hora de elegir a un inversionista, te permitirá tener certeza de tener un buen equipo con Smart money; una buena combinación a la hora de levantar capital.

¿Te gustaría saber más sobre este tema? Te invitamos a participar en el taller: Cierra tu ronda de capital con éxito el próximo 21 de noviembre de 2019. Regístrate aquí:

https://docs.google.com/forms/u/1/d/18zWQGFMJd0ip1d33kiJV9u4KIH78xraRGN Vs4NJG8_o/edit 

 

¿Cuáles son las principales fuentes de financiación de inicio de una startup?

Si eres un emprendedor que cuentan con una idea de negocio que soluciona una necesidad y un producto o servicio con un mercado potencial, el primer problema al que probablemente te enfrentarás es no contar con el dinero suficiente para echar a andar tu plan de negocios. ¿Qué necesitas? Financiamiento.

Pese a que México es el segundo país con más startups en América Latina, de acuerdo con el Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial (CIDCE), el 65% de los emprendimientos fracasan por no tener ingresos suficientes para subsistir. Sin embargo, existen varias opciones que puedes considerar como fuente de financiamiento al inicio de tu startup.

¿Debo usar mi propio dinero?

Como emprendedor debes de entender que existe una buena posibilidad de fracasar, por lo que invertir tu propio capital no es la mejor opción. Esto se debe a que cuando tus ahorros se acaben seguro empezarás a contraer deudas, y si la empresa falla esas deudas serán tuyas por completo.

“Si tu proyecto vale la pena, seguro deberías poder conseguir gente que invierta en ti. Hay negocios que se financian con las ideas, no con modelos probados. Hay buenas ideas que se incuban y dan origen a negocios. Hay que pensar en grande pero empezar en pequeño”, señala Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores –firma especializada en generar estrategias para proyectos emprendedores-.

Entonces, ¿cuáles son las mejores opciones? De acuerdo con G2 Consultores:

La triple F

Friends, Family and Fools es una de las primeras fuentes de financiamiento. Es cuando un emprendedor inicia su negocio gracias a la ayuda de familiares y amigos; es decir, con el dinero de gente que confía en ti.

Con esta financiación no podrás levantar cantidades altas de capital, pero una de las ventajas es que puedes conseguir dinero de manera rápida porque es cuestión de convencer a la gente que te aprecia, que cree en ti y en tu proyecto.

Inversionista Ángel

Por lo regular son empresarios o personas independientes que buscan empresas que poseen un alto contenido innovador o potencial de crecimiento importante. Estos inversionistas muchas veces son el salvavidas de las startups que tienen grandes expectativas de convertirse en compañías exitosas.

La ventaja de este tipo de financiamiento es que al ser empresarios te podrán aportar su experiencia y su conocimiento, además de que pueden contar con una red de contactos que seguro te ayudarán en un futuro cercano.

Como el inversionista Ángel invierte su propio capital, se involucrará más en tu negocio, por consiguiente, actuará como si se tratara de un proyecto propio.

Según los expertos, se estima que en México existen cerca de 800 ángeles inversionistas, cuyo ticket promedio es de 50 mil dólares.

Aceleradoras e incubadoras

Aunque te pueden apoyar con financiamiento (montos pequeños), típicamente no se les considera una fuente de capital, más bien son un semillero de información  y de sabiduría.

Estas son empresas que ayudan a tu startup a crecer de manera rápida y, sobre todo, te preparan con asesorías para acceder a financiamientos de mayor valor, así como a diseñar,  retocar o actualizar tu planeación estratégica.

Una ventaja de este tipo de empresas es su amplia red de contactos, beneficio que te puede llevar a tener a otros emprendedores como mentores, lo cual es una gran ventaja. “No hay mejor ayuda que la de alguien que ya recorrió el camino por el que tú estás comenzando”, señala el experto.

De hecho, un reporte realizado por Aspen Network of Development Entrepreneurs (ANDE) y Emory University determinó que, con base en datos de 2 mil emprendimientos de 42 programas de aceleradoras, las startups que se suman a este tipo de grupos tienden a crecer a ritmos significativamente mayores que aquellos proyectos que no lo hacen.

¿Y los bancos?

La financiación bancaria no es la más recomendable, ya que además de contar con intereses elevados, la deuda la estarás contrayendo directamente tú. Igualmente es muy difícil para una startup poder acceder a un crédito de este tipo debido a los requisitos que estas instituciones solicitan.

Técnicamente una startup en etapa temprana tiene pocas oportunidades para iniciar con un financiamiento bancario. Sobre todo porque los bancos no le prestan a una compañía que tiene capital contable negativo o que no tiene utilidades”,  explica González Gasque.

Tu startup tiene posibilidades de fracasar, por lo que tener un crédito patrimonial, como lo es el bancario, es de alto riesgo; es decir, ¿estás dispuesto a dar tu casa por haber fallado como startup?

Otro punto es que el banquero no te brindará asesorías, experiencia, contactos, entre otros, como sí lo haría un inversionista. Lo que buscan y les importa a estas instituciones financieras es que cuentes con la capacidad de pago.

Está bien recibir ayuda, en especial si es de los profesionales en el área. Mentorías o consultorías pueden ayudar a definir, priorizar, integrar y optimizar los procesos productivos de su empresa según la industria.

En G2 Consultores, te ayudamos a entender los perfiles, procesos, objetivos y la manera más adecuada de medirlos. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación o actualización de tu estrategia de organización y procesos.

¿Cuál es tu tipo de ángel inversionista ideal?

Encontrar el inversionista adecuado para tu startup no es un tema menor, ya que éste formará parte en todo el proceso de crecimiento del proyecto. Si tu empresa se encuentra en una etapa en la que necesita de un inversionista ángel debes tener muy claro cuál es el más conveniente para ti.

Este tipo de inversionistas están ganando terreno en el sector, tan solo en el último trimestre de 2018, la actividad de los inversionistas ángel representó aproximadamente el 59 por ciento de todo el volumen de negocios en el mundo, según Crunchbase.

“Los mejores inversionistas ángeles ayudan a los emprendedores a enfrentar todos los desafíos. Por lo general estos inversionistas suelen tener algo de experiencia en el sector en el que están interesados en invertir”, señala Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores –firma especializada en generar estrategias para proyectos emprendedores-.

El financiamiento de startups en etapas temprana depende cada vez más de este tipo de inversionistas, ya que por lo general son empresas para las que los créditos bancarios son riesgosos, además de que la falta de garantías o avales las limitan. De hecho, según datos de Crunchbase, en 2018  se invirtieron a nivel global casi 15 mil millones en de dólares en acuerdos startups en fase inicial.

En México, de acuerdo con la Red Mexicana de Inversores existen más de 1,500 inversionistas ángeles. Pero, ¿cómo puedes saber cuál es el indicado para tu startup? G2 Consultores recomienda seguir estos cuatro consejos para que encuentres el ideal:

No le debe preocupar el dinero

Lo ideal es que el inversionista sea alguien al cual no le preocupe de manera inmediata el dinero que va a invertir en tu empresa, además no debe ser completamente marginal para él hacer este tipo de inversiones.

“Si está preocupado por perder su dinero, es malo, ya que acabas de empezar un negocio a largo plazo, y si está muerto de miedo, no funcionará porque el retorno de inversión no es en un tiempo corto”, detalla González Gasque.

Debe ser un inversionista con experiencia

Es indispensable que tu inversionista tenga su riesgo diversificado y tener experiencia invirtiendo. Contar con al menos unas cinco inversiones similares a la que hará contigo es una buena señal, ya que de lo contrario podría estar obsesionado con el capital que dio para tu startup. Por ejemplo si tiene un millón de pesos y solo los coloca en ti, toda la presión de retorno también recaerá en ti.

Debe entender la total iliquidez del modelo de negocio

El inversionista ángel tiene que “despedirse” del capital que te dio y esperar que dentro de cinco o seis años le devuelvas cuatro o cinco veces más ese monto. No debe considerar ese dinero para nada, no es patrimonial.

“La inversión ángel es especulativa y el inversionista debe entender esto.  Si su perspectiva es cuánto le vas a retornar, cuándo le vas a dar utilidades, despídete de él y dale las gracias, no es tu inversionista. Si él cree que está entrando en negocios con retorno rápido, como el que invierte en franquicias o restaurantes, no es el ideal para ti. Necesitas a alguien que esté dispuesto a navegar contigo a largo plazo”, indica el director general de G2 Consultores.

Que tenga conocimiento de la industria

Lo más deseable, aunque no indispensable, es que tenga conocimiento de la industria en la que se encuentra tu startup. Esto puede ayudarte, ya que si está conectado en el sector te puede presentar aliados estratégicos. Idealmente sería muy bueno que tu inversionista tenga conocimientos que tú no posees. Busca habilidades complementarias en él, lo que será de gran ayuda para el crecimiento de la empresa.

Está bien recibir ayuda, en especial si es de los profesionales en el área. Las consultorías pueden ayudar a definir, priorizar, integrar y optimizar los procesos productivos de su empresa según la industria.

En G2 Consultores, te ayudamos a entender los perfiles, procesos, objetivos y la manera más adecuada de medirlos. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación o actualización de tu estrategia de organización y procesos.

El fondo de inversión que incuba startups

De acuerdo con el Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial (CIDCE), solo el 10% de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) mexicanas llegan a los 10 años de vida, mientras que el 75% de las startups fracasan antes de dos años por varias razones, entre ellas, un mal modelo de negocio.

En este último punto es donde entra una excelente herramienta para los emprendedores: las incubadoras. Éstas son una gran opción para ayudar a consolidar  las ideas de negocio desde que nacen hasta que se desarrollan, evaluando la factibilidad y viabilidad técnica, financiera y comercial del proyecto a través del asesoramiento de expertos en el tema.

Sin embargo, el modelo tradicional de incubación tiene problemas generalizados. El primero es que sólo ayudan a los emprendedores a crear un plan de negocios sin pilotos del producto en el mercado; el segundo es que todas las empresas siguen el mismo programa sin importar las diferencias entre industrias o etapa de la empresa.

“Las incubadoras hacen programas en los que meten a muchas personas y todos empiezan a la par en la incubación, entonces no se da la atención personalizada a la startup o al emprendedor que se requiere. Nosotros escogemos un proyecto, el cual entra directamente al programa que se hace de manera específica para ese emprendimiento y se le asigna un consultor de G2 que lo va a guiar dentro de los siguientes seis meses”, detalla Israel Cerda, managing partner de G2 Momentum Capital.

Además de lo anterior, existen muchos proyectos en etapas tempranas -que ni siquiera se les considera emprendimientos ni mucho menos empresas- que necesitan un seguimiento más puntual para que la idea se desarrolle y se convierta en una startup.

Por ello, G2 Momentum Capital decidió crear una incubadora que dé seguimiento a los proyectos durante seis meses, para observar la viabilidad del producto o servicio y preparar a las startups para buscar capital que les permita crecer.

“Nos dimos cuenta que muchos emprendedores llegan pidiendo o buscando capital sin tener la estructura requerida que piden los fondos de inversión. Entonces lo que quisimos es no dejar pasar una muy buena oportunidad de apoyar una buena idea, a un buen emprendedor o a un buen producto, para generar un servicio para ellos y una oportunidad para apoyarlos durante seis meses para dar una mayor viabilidad y en mejor forma a sus productos o servicios”, señaló Cerda.

El proyecto de incubación, que nació en 2016 y que ha ayudado al desarrollo de seis empresas y pretende terminar el año con 15, apuesta por un programa de seguimiento constante como clave en el desarrollo de las startups.

La empresa tiene muy claro que cuando los proyectos están en edades tan tempranas es mejor darles primero una incubación y un servicio de asesoramiento con la meta de convertir una idea en compañía, antes que dinero.

“Si yo preparo bien a las startups, va a ser más fácil conseguir dinero y en mayores cantidades. Si solo les doy dinero y ningún apoyo, pues no sé qué van a hacer con ese capital, no tengo ninguna certeza lo vayan a utilizar productivamente, a crecerlo o a mejorar sus operaciones. Lo que queremos es darles ayuda, convertirlos en compañías, ya que si los profesionalizamos la posibilidad conseguir inversiones es mayor”, detalla Jorge González Gasque, fundador de G2 Momentum Capital.

Además del asesoramiento, si la startup logra consolidar el proyecto, G2 Momentum Capital invierte en ellas y las acompaña de la mano en el camino para nueva búsqueda de capital con otros inversionistas, ya que, según González Gasque “una vez que haces una inversión Ángel en una compañía, el problema de seguir consiguiendo dinero también ya es tuyo”.

Para poder acceder a un servicio de incubación, los emprendedores únicamente deben contar con una descripción clara de su idea y lo que pretender lograr con ella. En el sitio web de G2 Momentum Capital pueden mandar sus datos.

La incubadora tiene entre sus desarrollos casos de éxito como el de Azucena, empresa que desarrolla tortillas a base de maíz y nopal orgánico, y que ya se vende grandes cadenas como Walmart o Amazon, y exporta a países como Suecia.

Levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada, te apoyamos en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte.

La startup que invierte en startups

Toda startup crece con la necesidad de contar con capital que le dé el soporte necesario para poder desarrollarse o de lo contrario acabará como un archivo muerto más, de hecho el 38% de las startups mexicanas dejan de crecer por falta de financiación, de acuerdo con el  Centro Internacional para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial (CIDCE).

Sin embargo, en el país existen diferentes alternativas para que una startup busque capital y dentro de ellas se encuentra una misma startup: G2 Momentum Capital.

La organización, que nació en 2018 luego de que su fundador comenzara hacer inversiones a título personal, al estar en contacto con diferentes tipos de startups a través de servicios de consultoría, se dieron cuenta que existen muchos emprendedores que tienen una alta capacidad de ejecución y de saber escuchar, lo que los convierte en una gran oportunidad  inversión.

La firma hizo lo que cualquier otra empresa en crecimiento y buscó un levantamiento de capital con inversionistas. En 2018 logró captar 20,000,000 de pesos para poder invertir en otras startups.

Además, no solo apoya con inversión, lo económico va de la mano de asesoramiento y un trabajo permanente con las startups para que crezcan de manera adecuada.

“Trabajamos mucho con las startups, estamos en sus consejos, tenemos reuniones, hacemos muchas introducciones que sabemos que necesitan, y una cosa que es muy importante que también diferencia a G2 Momentum Capital es que tratamos de apoyar a las empresas con servicios de consultoría de G2 Consultores. Facilitarles esos servicios nos permite establecernos con las empresas y ayudarles en temas como mejor su estrategia, su levantamiento de capital, valuaciones, gobierno corporativo, entre otros”. detalla Jorge González Gasque, fundador de G2 Momentum Capital.

La empresa tiene la lógica de cualquier fondo de capital de riesgo, la meta permanente: que el capital de sus inversionistas sea aplicado de una manera correcta y que se enfoque al crecimiento acelerado de las startups.

“Es algo en lo que nosotros vamos en contra: el dinero de los inversionistas no debe estar enfocado en mantener startups, sino en crecer startups. Y nuestros recursos y expertise los enfocamos hacia eso, en cada una de las etapas el enfoque es que crezcan de la mejor forma posible”, señala Israel Cerda, managing partner de G2 Momentum Capital.

G2 Momentum Capital está en una búsqueda constante de emprendedores. Para este año buscará invertir en 15 empresas que estén en crecimiento, es decir, en rondas de levantamiento de capital o con productos en etapas de penetración de mercado.

Para esto, las empresas deben contar con dos cosas:

  1. – Que sean startups con modelos de negocio que sean altamente escalables e innovadores en cualquier tipo de industria y que puedan llegar a tener ventas incrementales en el corto plazo de una manera exponencial.

2.- Que tengan un equipo fundador con las capacidades técnicas, de administración y comerciales para escalar una startup.

Hasta el momento, el fondo ha apoyado ya a 36 proyectos y espera terminar este año con 50. Entre sus inversiones más importantes destacan Kubo Financiero, Albo, Swap, Sky Alert y Openpay.

Levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada, te apoyamos en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte.

Alegrando el ojo del inversionista

Un emprendedor que inicia sin el financiamiento adecuado construye productos pobres, desarrolla estructuras que son incapaces de brindar buenos servicios y, en general, crea negocios que difícilmente escalarán y generarán impacto. De ahí la importancia de que reconozcas cuáles son las características que los inversionistas están buscando en los nuevos empresarios hoy en día. Según Eric Ries, autor de The Lean Startup es importante que construyas el prototipo de tu negocios de forma clara, que adquieras clientes iniciales, iteres y perfecciones, gastes poco y logres cierta medida de éxito que le de más valor al emprendimiento.

A continuación te presentamos cuáles son las cosas que debes desarrollar para alegrar el ojo de tus inversionistas y cuáles debes evitar.

 

LO QUE A LOS INVERSIONISTAS LES GUSTA VER LO QUE A LOS INVERSIONISTAS NO LES GUSTA VER
  • Información detallada de cuánto necesitas y para qué lo necesitas (incluyendo contingencias).
  • Poca información o líneas muy generales de cuánto dinero se necesita y cómo se utilizará.
  • El dinero que se necesitará para escalar la producción.
  • Pagos por investigación y desarrollo básico.
  • El dinero que se necesitará en penetrar mercados.
  • Pagos para pagar deudas viejas, sacar inversionistas actuales y pagar salarios atrasados.
  • El dinero que se usará en incrementar la adopción del producto.
  • Pagos por gastos previamente incurridos.
  • Dinero parar patentes y propiedad intelectual.
  • Grandes gastos por costos legales y en general costos “no productivos”.
  • Dinero para adquirir otras fuentes de financiamiento (matching funds para programas de gobierno o nuevos inversionistas).
  • Pagos hacia los fundadores.
  • Dinero que se invertirá en construir canales de distribución y relaciones comerciales.

Al final del día, se trata de Conseguir el dinero justo y ponerte a trabajar, ya que esa es la única forma de generar valor. En G2 Consultores contamos con las estrategias adecuadas que te permitirán estar en la mira de los inversionistas.

 

 

 

 

 

Call Now Button