Category Archive ¿Buscas inversión?

Esta es la mejor manera de financiar tu startup

El financiamiento es un elemento básico para el desarrollo de cualquier startup, y con el auge del ecosistema emprendedor en México, cada vez existen más opciones. Ángeles inversionistas, fondos de inversión, incubadoras, aceleradoras, entre otros, están disponibles para las empresas más prometedoras.

Sin embargo, muchos emprendedores ven al financiamiento de capital privado como la única manera de sacar adelante a una startup. Se dedican a intentar levantar ronda tras ronda de financiamiento, en ocasiones en detrimento de otros factores clave para el éxito de la startup.

Para Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups, antes de enfocarse en levantar inversión es importante que las empresas desarrollen su capacidad de venta.

“Las ventas son la mejor manera de mejorar tus flujos de efectivo, tu rentabilidad y tu subsistencia a largo plazo”, afirmó González Gasque.

Además de adquirir a los primeros usuarios, comenzar a vender temprano permite mejorar el producto y optimizar los procesos, pues se obtiene retroalimentación de las personas que se relacionan directamente con él.

“Uno de los errores que cometen los emprendedores, particularmente los que tienen formaciones técnicas, es que al empezar dedican demasiado tiempo desarrollando un producto pero no el suficiente vendiendo, que también beneficia al producto y a los usuarios”, advirtió González Gasque.

Estas son algunas de las ventajas de que tu startup comience a vender tan rápido como sea posible:

1. Reduce tu riesgo al aumentar tus flujos de efectivo

Para una empresa que apenas comienza, quedarse sin flujo de efectivo para continuar operando puede resultar mortal. Comenzar a vender rápido reduce este riesgo y, una vez andado, te permite enfocar esfuerzos en crecer y consolidarte en lugar de sólo en sobrevivir.

Aunque difícilmente podrás reemplazar la necesidad de inversión de fondos o inversionistas ángeles, valerte por tu propio pie hará no requieras tanto dinero al momento de levantar fondos, te permitirá negociar mejores términos y si el proceso de levantar capital se retrasa más de lo esperado, estarás seguro de que la supervivencia de tu startup gracias a tu capacidad de venta.

2. Vender aumenta tu valuación y le da confianza a tus inversionistas

Para que una startup sea exitosa debe haber un crecimiento exponencial en ventas, y esto favorece la valuación.

Más que cualquier otra métrica de crecimiento como visitas, usuarios, engagement, etc, las ventas demuestran valor frente a los inversionistas y eso puede terminar por cerrar un trato. Nada le da tanta confianza a un inversionista como ver ventas sólidas.

3. Equivocarte rápido para aprender rápido

Desarrollar la capacidad de ventas rara vez es una pérdida de tiempo cuando se hace correctamente. Al vender el producto desde su primera versión, es posible conocer el feedback de clientes potenciales y entender si hay algo mal con el producto, el mercado o la competencia.

“La primera versión de tu producto claro que se puede vender, es posible hacer promesas, vender maquetas y adquirir clientes que serán muy valiosos”, recalcó González Gasque.

Incluso si no se cierran tratos durante las primeras reuniones de ventas, el conocimiento generado puede resultar invaluable para mejorar el pitch de ventas y modificar el producto en función de la retroalimentación recibida. Con esto en mente, sólo se hacen cambios al producto de acuerdo con lo que los clientes comprarían en realidad.

Recuerda que siempre es bueno recibir ayuda, ya que levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas.

Los peligros de pedir mucho capital para tu startup

El efectivo es el rey de cualquier emprendimiento, sin embargo, más dinero no necesariamente es mejor. Es un combustible que permite desarrollar un producto y hacer crecer el negocio, pero no debería convertirse en un reemplazo del valor que debería generar el trabajo de la startup.

“En las inversiones lo que es cómodo rara vez es rentable, la comodidad es enemiga de la rentabilidad” advirtió Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups. “Si pides mucho dinero ya no necesitarás más financiamiento, pero lo que hiciste fue entregar la compañía”, agregó.

La recomendación de González Gasque es conseguir el dinero justo e ir generando valor para conseguir dinero de forma orgánica, pero siempre optimizando la operación. El dinero levantado en rondas de inversión debería ser usado para escalar la producción, penetrar mercados e incrementar la adopción del producto; nunca para asegurar la comodidad del emprendedor.

Lo que le da verdadero valor a un emprendimiento no es necesariamente una ronda grande de inversión, sino adquirir un número clave de clientes, perfeccionar el producto y lograr cierta medida de éxito.

“Consigue el dinero justo y ponte a trabajar, porque esa es la única forma de generar valor”, afirmó González Gasque. “Un emprendedor inteligente sabe que necesita ir construyendo éxito y credibilidad antes de conseguir dinero”, añadió.

Estos son algunos de los peligros que conlleva pedir mucho capital para tu startup:

1. Pedir demasiado pone en alerta a los inversionistas

Muchos emprendedores utilizan el modelo de Lean Startup, popularizado por Eric Ries, que consiste en gastar poco, adquirir clientes iniciales, iterar y perfeccionar el producto antes de lanzarlo en gran escala. Los fondos siguen un modelo similar al invertir, ya que están dispuestos a invertir cantidades moderadas de dinero hasta que la startup se haya probado a sí misma.

Para los inversionistas, es una señal de alerta cuando los emprendedores llegan pidiendo cantidades exorbitantes o valuaciones irreales de su propia startup, pues significa que no trabajaron lo suficiente en la valuación o tienen expectativas poco realistas sobre el financiamiento.

“Pedir demasiado es un foco rojo porque significa que no conoces lo suficiente a tu propia startup para saber cuánto dinero necesita en realidad”, comentó González Gasque. “A los inversionistas no les gusta ver gastos no productivos, cosas como pagos hacia los fundadores u orientados hacia la comodidad del equipo son mal vistos”, recalcó.

2. La medida justa obliga a ser eficiente

Cuando una empresa tiene un presupuesto ajustado hace todo lo posible por hacer rendir el dinero que tiene, optimizar la operación y refinar su tecnología. Es esta mentalidad de eficiencia la que saca adelante a las empresas.

Una cantidad de recursos limitados te obliga a tomar decisiones difíciles sobre los proyectos en los que la empresa se involucra, los cambios a realizar en los productos, contrataciones, salarios, entre otros aspectos.

3. A veces mucho dinero puede matar a una startup

El exceso de dinero puede llevar a una falta de rigor financiero y a una pérdida del foco que puede resultar mortal. Con el dinero en las arcas, existe la tentación de crecer demasiado rápidamente para alcanzar metas poco realistas en poco tiempo, explorar caminos de negocio poco rentables, sin mencionar el cambio que tendrán que dar a un modelo operativo más ajustado cuando eventualmente se les comience a terminar el dinero.

A esto se le suma la mirada atenta de los inversionistas, que querrán un retorno de su inversión y mayor control sobre la compañía a cambio de su dinero, lo que podría terminar por dejar a los emprendedores fuera de su propio proyecto.

4. Se confunden los medios con el fin

Levantar inversión no es un logro en sí mismo, sino un paso necesario para poder alcanzar un objetivo. Al cerrar una inversión considerablemente grande, es fácil perder el enfoque en el producto y los clientes, los elementos que constituyen la sangre de cualquier negocio.

Una obsesión con levantar el capital más que con asegurar ventas puede llevar a los emprendedores a fallar al buscar una inversión o a aceptar malos términos del fondo de inversión.

Aunque levantar demasiado dinero no es en sí mismo un escenario fatal para una startup, sí puede traer consigo malos hábitos que terminan por perjudicar a la startup.

“Las empresas pueden perder el foco, perder la disciplina que trae un presupuesto ajustado o empezar a quemar dinero sin pensar en las consecuencias”, advirtió González Gasque, y recomendó sólo levantar el dinero suficiente para llevar a la startup a su siguiente etapa.

Recuerda que siempre es bueno recibir ayuda, ya que levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas.

Deuda vs. Capital Privado, ¿qué es mejor para tu startup?

Si bien el trabajo, la inteligencia y la creatividad pueden ayudar a despegar un negocio, eventualmente será necesario recurrir a algún tipo de financiamiento para poder cumplir con sus objetivos de crecimiento, y es en este periodo cuando la empresa es más vulnerable.

Cuando una empresa es pequeña, tiene poco que perder y la mayoría de los errores tienen solución, pero cuando la compañía acelera su crecimiento entonces su necesidad de efectivo aumenta exponencialmente y hay mucho más en juego si sus necesidades de capital no se cumplen.

Aunque para muchos la primera opción es recurrir a amigos y familiares en busca de financiamiento, existen otras opciones como los fondos de capital privado o los préstamos de bancos, con ventajas y desventajas particulares que vale la pena analizar.

Deuda

Tener deudas es el miedo de muchas personas y la sola palabra causa suspicacias, sin embargo, la capacidad de endeudamiento bien utilizada es una herramienta poderosa para un negocio. ¿Puede beneficiarse un negocio de la deuda?

“Las empresas no deberían ver su deuda como lo hacen las personas físicas”, afirmó Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores. “Si la empresa genera una mejor rentabilidad que su costo de capital, entonces debe aprovechar esa oportunidad, siempre siendo objetivo y cuidadoso con el riesgo asociado”, agregó.

González Gasque señaló que, además, el interés de los préstamos a negocios es deducible de impuestos, por lo que en realidad es una manera atractiva de financiar un negocio.

Otro punto a favor de la deuda es su costo fijo, a diferencia del capital privado que tiene un costo variable que tiende a superar el de la deuda.

En materia de administración, al adquirir deuda el emprendedor no está obligado a hacer partícipe al banco de tu proceso de toma de decisiones, ni tiene que rendirle cuentas a nadie sobre la operación.

“Hay que tener cuidado porque la deuda es un gasto continuo que castiga los flujos de efectivo, y que si todo falla puedes encontrarte en problemas; podrías perder tus garantías o no volver a encontrar dinero para tu negocio”, subrayó González Gasque. “Una empresa endeudada difícilmente encontrará buenas oportunidades de financiamiento, incluso vía capital privado”, añadió.

Financiamiento

Obtener financiamiento por parte de ángeles inversionistas o fondos de inversión implica ceder una parte de la compañía a cambio de capital. Sin embargo, el financiamiento privado es el único motor de crecimiento de la compañía, entonces el emprendedor se encontrará con que cada vez es menos dueño del proyecto y eso es algo en lo que la moderación también es importante.

“Nadie quiere un emprendedor diluido que pierda el interés en su compañía”, advirtió González Gasque.

El directivo señaló que dependiendo del perfil de los inversionistas y de la forma de operar el negocio, una inversión puede significar buenas o malas noticias.

En ocasiones el inversionista querrá participar en el negocio y el emprendedor tendrá que consultar las grandes decisiones de la empresa con ellos. En cambio, si la experiencia del inversionista, perspectiva y disponibilidad resultan complementarias con la manera de trabajar de la empresa, entonces la alianza resultará invaluable para el crecimiento de la compañía.

El financiamiento privado implica un voto de fe en el emprendedor. Si el proyecto resulta exitoso, todos saldrán ganando, pero si todo falla, entonces al final todos perdieron y nada se podrá hacer al respecto. Esto contrasta con un préstamo, en donde el banco nunca quiere perder.

No tienes que elegir sólo una

Las fuentes de financiamiento son complementarias y no hay porque casarse sólo con una. De hecho, cuando tu compañía está en proceso de crecimiento, es más rápido y práctico combinar financiamiento de diversas fuentes.

Préstamos de amigos y familiares, fondos gubernamentales de apoyo a emprendedores, ángeles inversionistas, bancos e incluso empleados clave que acepten acciones a cambio de salario, son algunas de las opciones disponibles.

Sin embargo, es importante recordar que la mejor fuente de financiamiento siempre serán las ventas, pues permiten mejorar los flujos de efectivo, rentabilidad y subsistencia a largo plazo.

“Preocúpate por desarrollar tu capacidad comercial rápidamente y empezar a vender, pues tus clientes te van a dar retroalimentación valiosa y con ella podrás mejorar todos tus productos y procesos”, recomendó González Gasque.

Recuerda que siempre es bueno recibir ayuda, ya que levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas.

Cómo preparar a tu startup para ser aceptada por un fondo de inversión

Levantar capital para fondear una empresa suele ser complicado en una economía en desarrollo y, sin duda, una tarea complicada para todos los emprendedores. Sin embargo, la existencia de la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP) refleja el interés de la iniciativa por desarrollar la industria del capital privado en el país. Read More

¿Cuánto vale tu startup realmente?

Ya sea que tengas contemplado vender tu startup o levantar una ronda de inversión, en algún punto será necesario valuar tu compañía. Aunque determinar el valor de un negocio no es una ciencia exacta y tiene mucho de subjetivo, para los emprendedores es necesario tener una idea concreta y realista de cuánto vale lo que han construido, especialmente en un contexto en el que los inversionistas no abundan.

“Las empresas valen en función de diferentes aspectos que configuran una suma de valor y va a depender del estado o nivel de desarrollo que tenga la startup”, explicó Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups. “Con las startups la valuación depende de si tienen un concepto probado o si aún no tienen ninguna tracción”, agregó.

Si la startup cuenta con ventas, clientes y presencia en el mercado, se puede realizar una proyección a futuro y valuar la empresa basándose en estos flujos con cierto grado de credibilidad debido al antecedente.

Cuando la startup no tiene tracción se utiliza un modelo de valuación de intangibles en donde lo que se evalúa es cuánto vale el emprendedor, la idea, el timing de la oferta del negocio, su capacidad de ejecución, modelo de negocio, parámetros de riesgos, entre otros factores, y a partir de eso se realiza la valuación.

Si bien la valuación con más peso la realizan los inversionistas, los emprendedores deben hacer su trabajo y tener muy en claro cuál es su parámetro. Es como una gráfica de Venn y en las coincidencias de las dos valuaciones se comienza a negociar.

Llegar a buscar a un inversionista con una valuación irreal de la propia empresa es una de las formas más rápidas para ser bateado por los fondos de inversión. Para que tengas una mejor idea de lo que vale tu empresa, te recomendamos tener en cuenta estos consejos al momento de realizar tu valuación:

1. No pidas las perlas de la virgen

Puede que tu compañía tenga una oferta de valor muy atractiva, un historial de ventas comprobado y un modelo de negocios infalible, pero si la valuación de tu empresa es exagerada entonces los inversionistas dudarán de tu capacidad de tomarle el pulso a tu propio negocio.

Tienes que tener en cuenta que un inversionista espera obtener un retorno de su dinero, así que no puede pagar un precio alto por la empresa pues reduciría mucho sus márgenes. “Una valuación irreal da la impresión de que no tienes ni idea o la suficiente inteligencia para poner una propuesta real sobre la mesa y esa es la manera más rápida de arruinar un pitch”, agregó González Gasque. “Sobrevalorar o creer que vale menos de lo que en realidad vale son errores graves desde el punto de vista desde un inversionista, ¿cómo no vas a saber cuánto vale tu empresa?”, añadió.

2. Ten un buen plan de negocios

Armar un plan de negocios coherente es indispensable, pues es lo que termina por concretar los elementos intangibles de un negocio. Con un buen plan de negocios, que tenga una proyección realista con premisas aterrizadas, la credibilidad y el valor de la empresa aumentarán.

“Si llegas a pitchar un negocio en una servilleta o no conoces bien los números de tu empresa o tu mercado, obviamente la percepción de riesgo es más alta y la calidad de ejecución tendrá una menor calificación, derivando en una valuación mucho más baja”, apuntó González Gasque.

3. Pide ayuda

Si estás por comenzar negociaciones con fondos de inversión, será básico que conozcas la valuación de tu startup. De ser posible, pide que te expliquen los parámetros que son apropiados y el criterio de valuación, de esta manera podrás desarrollar una estrategia fundamentada con la cual proteger tu trabajo al llegar a la mesa de negociación.

Levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada, te apoyamos en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte.

¿Qué es un pitch deck y para qué sirve?

Si deseamos que un inversionista se interese en nuestro proyecto o empresa, tendremos que hacer uso de un pitch deck, una técnica de venta —usualmente presentada en Power Point, Google Slides o Keynote— que resumirá en una breve presentación visual la misión de tu empresa, tu plan de negocio y la visión de crecimiento de la misma, es decir, la forma en que le venderás tu empresa a los potenciales clientes.

Intenta ponerte en los zapatos de un inversionista que revisa muchas propuestas de startups al año. Lo que verdaderamente necesita es encontrar en cada una de ellas información real y medible que le permita detectar el potencial de las empresas que buscan su inversión. Las preguntas para las que buscará respuesta suelen ser de este tipo: ¿Cuánto dinero generan por mes?, ¿cuál es su capital hasta el momento?, ¿cuánto han crecido?

Quizás, sin siquiera pensarlo, un inversionista hace uso de algo conocido como “Teoría Financiera”, que algunos consideran el mejor método para conocer la aceptabilidad u ordenación de los proyectos de inversión. Consiste en averiguar el valor actual neto (VAN) de los flujos de la caja, es decir desembolsos y reembolsos, asociados al proyecto.

Entonces, para que un pitch deck sea verdaderamente bueno y funcional, tanto para quien presenta la propuesta como para el inversionista, debe contener al menos los siguientes 12 puntos:

  1. Introducción: ¿Quién eres y por qué estás aquí?
  2. Equipo: ¿Quiénes están detrás de la idea y cuál es su función?
  3. Problema: ¿Qué problema resolverás?, ¿es realmente un problema?
  4. Ventajas: ¿Por qué tu solución es especial?, ¿qué la hace distinta a las otras?
  5. Solución: ¿Cómo piensas resolver el problema?
  6. Producto: ¿Cómo funciona tu producto o servicio? Muestra algunos ejemplos.
  7. Tracción: Tracción significa que cuentas con clientes que demuestran potencial.
  8. Mercado: Conocer, o por lo menos intentar predecir, el tamaño del mercado que impactarás.
  9. Competencia: ¿Cuáles son las soluciones alternativas al problema que planteas?
  10. Modelo de negocio: ¿Cómo harás dinero? Presenta un calendario en el que muestres cuándo esperas obtener retornos de la inversión.
  11. Inversión: ¿Cuál es tu presupuesto y cuánto esperas ganar?
  12. Contacto: Deja tus datos al cliente y hazle saber a la gente cómo pueden contactarte.

Lo más difícil será lograr mantener el interés de un inversionista que ha revisado cientos de propuestas, convencerlo de que la tuya es la mejor y lograr el “sí”.

A continuación, los do’s y dont’s que deberás tener en mente al momento de realizar tu pitch deck:

Los do’s

  1. Cuenta una historia y genera un vínculo emocional con el inversionista
  2. Limita una diapositiva a una sola idea, no aburras a tu audiencia
  3. Haz una excelente primera impresión
  4. Muestra a las personas que están detrás de la idea
  5. Sé consistente en el formato
  6. Conoce tus métricas mejor que nadie

Los dont’s

  1. No uses demasiados bullets
  2. Que tu presentación no sea tan larga
  3. No leas todo, interactúa con tu audiencia
  4. No incluyas demasiado texto en la presentación, tu audiencia no podrá leer y escucharte al mismo tiempo
  5. No llegues sin prepararte
  6. No uses fuentes pequeñas

Uber, por ejemplo, tiene uno de los mejores pitch decks que existen en el mercado, ya que resume de manera muy puntual su modelo de negocio, a dónde quiere llegar, quiénes forman parte del proyecto, cuál es su presupuesto, su previsión de ganancias, etc.

uber-deck-mgmt-180-2-1024

En esta diapositiva presentan con tan solo 2 bullets el objetivo de la compañía y dónde operarán.

uber-deck-mgmt-180-8-1024

Aquí por ejemplo, detalla quiénes forman parte del equipo y cuáles son sus funciones.

uber-deck-mgmt-180-9-1024

Finalmente, en esta diapositiva podemos observar que se presenta de manera muy clara y puntual cuál es su modelo de negocios y cómo se relacionarán los clientes con la aplicación y, a su vez, con los conductores.

Un pitch deck puede marcar la diferencia entre un “sí” y un “no” de los inversores, tan solo debemos pensar en el éxito y presencia que compañías como Uber, AirBnB o Linkedin tienen hoy en día.

Levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada, te apoyamos en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte.

Financiando el crecimiento ¿Con qué dinero cuento?

 

Existen dos tipos de empresas cuando de hablar de crecimiento se trata. Por un lado aquellas que no tienen idea de su capacidad para crecer: muchas veces les cuesta trabajo dilucidar las bondades con las que cuenta su producto y servicio (estás son la mayoría de las empresas), y por lo tanto no comprenden cómo y hacia dónde tienen que ir. El otro tipo de empresas al que me refiero son las que, por extraño que parezca este fenómeno, mueren de éxito. Así es, son aquellas compañías que tienen un producto o servicio que tiene tan buena aceptación en el mercado que necesitan emprender un crecimiento sostenido y las principales limitaciones con las que se encuentran son: 1) el capital de trabajo que tienen para abastecer su crecimiento; 2) la calidad de su fuerza de trabajo y 3) la capacidad de manufactura.

 

Si te das cuenta en realidad tanto un tipo como el otro comparten la misma dolencia: la falta de capital. En este sentido puedes obtenerlo de dos formas, ya sea adquiriendo una deuda a través de préstamos o mediante la inversión de capital privado. Según el estudio Capital Privado como impulsor de las empresas mexicanas: 9 casos de éxito realizado por la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), 58.54% fue la tasa anual compuesta de crecimiento (CAGR, por sus siglas en inglés) a la que creció la suma de las ventas de las empresas con inversión de Capital Privado.

 

En G2 Consultores apostamos por la inversión y sabemos bien que con la inversión correcta podrás crear nuevos empleos, conseguir la profesionalización e institucionalización de tu compañía y podrás obtener un mayor acceso a nuevos inversionistas y otras fuentes de financiamiento. Por eso contamos con un equipo especializado que te permitirá trazar un plan estratégico de financiamiento para que tu compañía crezca hasta donde tu visión lo desee.

 

 

 

 

 

¿Cuánto dinero necesito para emprender?

A pesar de las facilidades que el ecosistema empresarial ofrece actualmente, la mayoría de las personas que sienten la inquietud de emprender tratan de innovar en negocios tradicionales. La mala noticia es que gracias a esta forma de pensar los negocios no crecen o se estacan y al final terminan por fracasar. La buena es que si bien no necesitas una suma significativa, contar con un prototipo variable y disruptivo te permitirá adquirir el dinero que necesitas a través de financiamientos.

Se trata de construir proyectos viables con poco efectivo, pero que al mismo tiempo se aprovechen todos los recursos con los que cuentas en la menor cantidad de tiempo posible para evitar perdidas a largo plazo. Por lo tanto, contar con un primer prototipo te ayudará a saber si tu producto o servicio está listo para enfrentarse al mercado. Lo mejor es que si no lo está, puedes pivotar la idea.

Desarrollar un modelo de negocio, un mapa de productos y un plan que comprenda, entre otras cosas, la posibilidad de conseguir socios a un plazo determinado; analizar a la competencia y proyectar consumidores meta, harán que tu startup se convierta en una empresa con posibilidades de minimizar riesgos, lo que inherentemente se traduce en un ritmo de crecimiento más acelerado ¿Por qué? Sencillo, una idea organizada, con una visión clara y una estrategia adecuada, pondrán a tu negocio en la mira de los inversores. No olvides que ante todo lo que estos buscan es que tu idea sea rentable.

En G2 Consultores contamos con la posibilidad de desarrollar tu idea de negocio a partir de estrategias específicas que te permitirán crear, medir y crecer tu proyecto de manera eficiente.

 

 

 

 

 

 

 

Alegrando el ojo del inversionista

Un emprendedor que inicia sin el financiamiento adecuado construye productos pobres, desarrolla estructuras que son incapaces de brindar buenos servicios y, en general, crea negocios que difícilmente escalarán y generarán impacto. De ahí la importancia de que reconozcas cuáles son las características que los inversionistas están buscando en los nuevos empresarios hoy en día. Según Eric Ries, autor de The Lean Startup es importante que construyas el prototipo de tu negocios de forma clara, que adquieras clientes iniciales, iteres y perfecciones, gastes poco y logres cierta medida de éxito que le de más valor al emprendimiento.

A continuación te presentamos cuáles son las cosas que debes desarrollar para alegrar el ojo de tus inversionistas y cuáles debes evitar.

 

LO QUE A LOS INVERSIONISTAS LES GUSTA VER LO QUE A LOS INVERSIONISTAS NO LES GUSTA VER
  • Información detallada de cuánto necesitas y para qué lo necesitas (incluyendo contingencias).
  • Poca información o líneas muy generales de cuánto dinero se necesita y cómo se utilizará.
  • El dinero que se necesitará para escalar la producción.
  • Pagos por investigación y desarrollo básico.
  • El dinero que se necesitará en penetrar mercados.
  • Pagos para pagar deudas viejas, sacar inversionistas actuales y pagar salarios atrasados.
  • El dinero que se usará en incrementar la adopción del producto.
  • Pagos por gastos previamente incurridos.
  • Dinero parar patentes y propiedad intelectual.
  • Grandes gastos por costos legales y en general costos “no productivos”.
  • Dinero para adquirir otras fuentes de financiamiento (matching funds para programas de gobierno o nuevos inversionistas).
  • Pagos hacia los fundadores.
  • Dinero que se invertirá en construir canales de distribución y relaciones comerciales.

Al final del día, se trata de Conseguir el dinero justo y ponerte a trabajar, ya que esa es la única forma de generar valor. En G2 Consultores contamos con las estrategias adecuadas que te permitirán estar en la mira de los inversionistas.

 

 

 

 

 

Error 10/10 en la cadena de financiamiento: olvidar que el mejor financiamiento son las ventas!

Ya sea a través de capital semilla (capital destinado a empresas que se encuentran en etapa de desarrollo) o Venture Captial (capital destinado al desarrollo de empresas que se encuentran en una etapa temprana de crecimiento), lo cierto es que el capital privado no sólo representa un vehículo alternativo a los instrumentos tradicionales de inversión en los negocios, también es una opción para disminuir significativamente los riesgos de tu negocio al momento de crecer.

En el caso de México –y de acuerdo con un estudio realizado por la Amexcap (Asociación Mexicana de Capital Privado)–, la estrategia de la mayoría de los fondos establecidos busca inversiones en empresas que están en una etapa de crecimiento temprano, pero que de alguna manera han demostrado que tienen capacidad para mantenerse en el mercado y más aún, para enfrentar los retos que éste ofrece a corto, mediano y largo plazo.

Por lo tanto, la mejor forma que tienes para revelar que eres una empresa que sabe dar la cara al mercado y enfrentarlo con un plan, una visión y una misión claras, es vendiendo. Ya lo hemos dicho en otras ocasiones, las ventas son la columna principal de cualquier compañía, ya que representan la mejor manera que puedes encontrar para mejorar tu flujo de efectivo, tu rentabilidad y tu subsistencia. Para conseguirlo, preocúpate por desarrollar tu capacidad comercial rápido y empieza a vender cuanto antes. Finalmente, vender reduce drásticamente tu riesgo y aumenta tu valuación. Además, demuestra tu capacidad para crecer.

Preocupados porque la mayoría de las empresas en México ni siquiera cuenta con una estrategia de ventas sólida, en G2 Consultores hemos desarrollado metodologías que te permitirán adquirir las herramientas necesarias para trazar un plan de crecimiento sostenido para tu empresa.

 

 

 

 

Error número 9/10 de la cadena de financiamiento: seguir financiando un proyecto fallido

Es bien sabido que en México el 82.4% de las Pymes cierran antes de los dos años de operaciones. Esto se debe, entre otras cosas, a la falta de organización por parte de los emprendedores amateurs, misma que a la larga genera que el negocio no sea rentable. No olvides que, de acuerdo con el estudio realizado por la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap) Capital privado como impulsor de las empresas mexicanas: 9 casos de éxito, los fondos de capital privado siempre buscan invertir sus recursos en compañías que tienen un alto potencial de crecimiento con la finalidad de fortalecer sus ventajas competitivas, atender sus áreas de oportunidad en términos financieros, operativos e institucionales para generar crecimientos aún más acelerados. Por lo mismo, la mayoría de los 27 fondos de capital privado que existen en el país invierten en empresas que han superado los 5 años de vida, pues este dato representa un indicador de salud y crecimiento.

Uno de los errores más comunes de la cadena de financiamiento radica en pensar que sólo por tener dinero puedes invertirlo en cualquier negocio. Sólo porque tienes el dinero para financiar un negocio, no significa que debas hacerlo. Considera que si el negocio no está funcionando, lo mejor que puedes hacer es fallar rápido y volver a empezar, ya sea pivoteando o, si no hay otra solución, vender. Mientras más demores en tomar esta decisión, las implicaciones fiscales te van a poner en jaque, los pasivos laborales aumentarán y tus compromisos con bancos, inversionistas y terceros serán cada vez más difíciles de manejar. Como decía Henry Ford: “Fallar es, sencillamente, una forma para empezar de nuevo. Esta vez de manera inteligente”.

Conscientes de que un fracaso es al mismo tiempo una lección de vida y de que el dinero no crece en los árboles, en G2 Consultores contamos con las mejores herramientas que te permitirán analizar el funcionamiento de tu organización para que, juntos, podamos trazar una estrategia de crecimiento sostenido.

 

Error 8/10 en la cadena de financiamiento: utilizar mal la capacidad para endeudarse

Después de todo, y como decía el escritor francés Georges Duhamel: “Las grandes deudas son un privilegio de la riqueza”. Y es que conseguir el capital necesario para hacer crecer tu emprendimiento no siempre es una tarea fácil. Estamos acostumbrados a entender las deudas como un aspecto negativo tanto en el ámbito personal como en el de los negocios.

No es para menos, pues una empresa endeudada no va a tener buenas oportunidades para conseguir un nuevo financiamiento, incluso si es vía capital privado. ¿Por qué? Una de las razones principales puede ser que el dinero no se use de forma adecuada, lo que se traduce en que tu negocio no podrá expandirse, pues la carga financiera inhibirá su capacidad de sobrevivir.

No lo olvides, nunca se deben financiar inversiones de largo plazo con una deuda de corto plazo, aunque sea la más fácil de conseguir. Sin embargo, si tienes acceso a un financiamiento y capacidad para endeudarte, no temas utilizar esta oportunidad, pues te permitirá incrementar la rentabilidad de tu empresa, liberará recursos para la expansión del negocio, o hasta podrías obtener recursos para diversificar tu riesgo e invertir, incluso, en otros negocios. Si tu empresa genera una mejor rentabilidad que su costo de capital, no vaciles en endeudarte, solamente sé objetivo y cuidadoso con los riesgos: aprende a asumirlos de manera controlada.

En G2 Consultores contamos con las mejores herramientas que te permitirán explotar al máximo el potencial de tu empresa para que consigas crecer tanto como tú mismo te lo propongas. Acepta los riesgos, el hombre que llega más lejos es, generalmente, el que quiere y se atreve a hacerlo.

Call Now Button