Category Archive Uncategorized

Aprende a gestionar las finanzas de tu startup en época de crisis

Las startups son compañías que se caracterizan por limitaciones económicas, sobre todo en las primeras etapas. Esta es la razón por la cual se financian por bootstrapping, friends, family & fools, crowdfunding, ángeles inversionistas, incubadoras, aceleradoras o venture capitalist, pero no sólo pueden sobrevivir por contar con una buena fuente de financiamiento. El buen manejo de las finanzas de una startup dependen de muchos factores: el tamaño del músculo financiero, la liquidez, así como realizar una buena previsión marcan la diferencia entre desaparecer o sobrevivir a una crisis como la que estamos viviendo provocada por el COVID-19.

En el mundo estamos viviendo una caída de la producción mundial, producto del cierre de la actividad económica y el quebranto de las cadenas de valor. “El Fondo Monetario Internacional presentó sus pronósticos para los años 2020 y 2021 observando una declive de las economías avanzadas de -6.1% y la caída de las economías emergentes de sólo -1.0 por ciento”.[1] Asimismo, el Banco de México señala una caída del PIB en 2020 que va de -5% al -33%, indicándonos que la caída será la más profunda en los últimos 25 años y que este decrecimiento se mantendrá hasta el primer trimestre de 2021”[2]. Lo más importante de esto es que, sabemos que vamos a tardar de 18 a 24 meses en recuperarnos como estábamos antes de esta crisis. Este dato es muy importante, ya que te ayudará a planear cómo manejar tu startup y hacer stress testing en todo momento.

En este escenario de crisis, se requiere de realizar algunos cuestionamientos: ¿Cuál es la mejor manera de sobrevivir? ¿Cómo lograr la mejor estrategia financiera? ¿Qué medidas se pueden adoptar ante el impacto del COVID-19 para mitigar los riesgos financieros? A corto plazo, lo más importante es resolver la crisis, para lo cual, te damos las siguientes recomendaciones:

Desarrolla escenarios stress test sobre el estado de resultados y el flujo de la empresa a 12 meses: En época de crisis lo más importante no es planear estados de resultados, sino flujo de efectivo, es decir, cuánto dinero va a salir y entrar en los próximos 12 meses. Lo más importante es saber cómo está tu flujo hoy y cuánto tiempo te queda. Planea tu mejor escenario, tu peor escenario y un caso extremo negativo como la previsión de un cierre con cero ingresos (por poner un ejemplo). Cuando plantes los escenarios pesimistas hazte preguntas como: ¿qué pasa si tengo menos clientes? ¿Qué pasa si dejo de adquirir clientes durante tres meses? ¿Qué pasa si los clientes que tengo actualmente representan un ticket menor? ¿Qué pasa si empiezo a perder más clientes? ¿Qué pasa si los clientes retrasan sus pagos? ¿Qué pasa si no recibes inversión? También será importante hacer estimaciones de KPI’s como adquisición y retención de clientes, ticket promedio semanal, para entender la elasticidad de tu demanda con el efecto del COVID-19.

Ajusta el Runaway: Reduce Gastos, estrategias de crecimiento y recursos no necesarios: Si no te alcanza el flujo de efectivo para 12 meses será necesario reducir gastos, prioriza la liquidez vs. Crecimiento para reducir el burn rate, pon en pausa las contrataciones y liquida activos no esenciales.

Otra cosa que puedes hacer muy importante es renegociar con tus proveedores los términos y condiciones. En caso de que no puedas hacerlo, considera cambiar alguno no esencial y que no resulte en una consecuencia negativa para el negocio a mediano o largo plazo. Cuando las medidas que has tomado no han sido suficientes, usa como último recurso la reducción agresiva, redúcete el sueldo, negocia reducción de sueldo con el resto del equipo y en el peor de los casos, si no son suficientes tus medidas, reduce el tamaño de tu equipo, considera a personas que no vas a necesitar en los próximos 3 a 6 meses.

Lleva un control y seguimiento puntual Aunque hayas tomado medidas efectivas como las anteriormente señaladas, pero no le das el seguimiento adecuado no van a funcionar. Te proponemos llevar un flujo de efectivo semanal, diseña controles internos para asegurar los montos mínimos en caja. Enfócate en cuentas vencidas y negocia los tiempos con tus clientes para que paguen por adelantado.

Así como estas recomendaciones, existen muchas otras que te permitirán atender una crisis a corto o mediano plazo para salir avante de ella. Como hemos señalado anteriormente, diseñar buenas estrategias financieras para tu startup te permitirán marcar la diferencia para sobrevivir en un escenario post COVID-19. Si quieres conocer más a detalle sobre estrategias financieras que deberás implementar en tu compañía a corto o mediano plazo, te invitamos a verlas en nuestro webinar  “Aprende a gestionar las finanzas de tu startup en época de crisis”.

La implementación de una estrategia financiera no es nada sencillo, requiere de contar con un experto en la materia y que, además, cuente con un conocimiento amplio en cómo operan las startups. Somos G2 Consultores, una firma de consultoría especialistas en trabajar para startups scale ups. ¿No sabes cómo implementar estrategias financieras en tu negocio en época de crisis? Te sugerimos acompañarte de un experto. Ven, acércate a nosotros, somos la startup que apoya startups. ¡Nosotros te podemos ayudar!

Derechos societarios y económicos en los Estatutos Sociales. Parte 2

Una de las claves para las startups es ganar transparencia para captar inversionistas, clientes, socios, mentores y algún abogado experto en sociedades con las características para atender este tipo de compañías y poder alcanzar los incrementos de capital en un win-win para todos sin que se ponga en jaque a la compañía o hasta los propios emprendedores.

Cuando llega el momento de recibir inversión, se requiere negociar términos y condiciones en relación con el incremento del capital, y para ello tu startup requiere tener una estrategia legal congruente con los derechos que adquirirán tus nuevos socios, producto de la negociación que hagas. Es por ello que daremos continuidad a los derechos societarios que deberás considerar:

Derecho a tener un miembro en el consejo según la legislación mexicana (específicamente si se trata de una SAPI), si un accionista tiene al menos un 10% de la compañía, tiene derecho a un asiento en el consejo de administración de la startup; por lo que, si pretendes otorgarle un 10% de tu capital social al inversionista, este podría exigirte estar presente en un consejo de administración. En ciertas ocasiones, y por tratarse de un inversionista clave, puedes otorgarle un asiento aunque este inversionista no tenga un 10% del capital social. Sin embargo, ten en cuenta los derechos que les otorgas pueden impactar en las rondas subsecuentes de levantamiento de capital.

Normalmente a los emprendedores no les emociona que haya muchos inversionistas en su consejo de administración porque podrían perder el control operativo de la startup. La recomendación inicial es no otorgar asientos en el consejo de administración, salvo que: (i) sea un inversionista que pretenda aportar una cantidad tal que tenga más de un 10% del capital social de la startup, o (ii) que el inversionista surja como un asesor fundamental para el desarrollo de tus operaciones. En todo caso, debes tener mucho cuidado en que no entorpezca las actividades de la empresa, ya que en mucho casos pueden existir un conflicto de interés entre lo que le conviene a la startup y a los accionistas de la misma.

Derecho de dividendos: Es muy raro que en fases iniciales de las startups se otorguen dividendos a los accionistas, generalmente hay pérdidas y se recupera con más inversiones de capital para seguir creciendo lo más pronto posible hasta obtener ganancias. Generalmente se prevé que los inversionistas reciban dividendos cuando estos sean decretados por la asamblea de accionistas de la startup.

Derechos de información: Normalmente se le entrega al inversionista o esta solicita información sobre la compañía, sus operaciones y su desempeño. Entre la información que suele entregarse se encuentran: los estados financieros, notificaciones sobre el estatus de la empresa (es decir si algo va bien o mal con la compañía) o cualquier otro tema que sea relevante.

Otorgar derechos societarios a tus inversionistas es la obligación que tienes por el beneficio de recibir capital, es una gran decisión, sólo se precavido respecto de lo que vas a entregar y cómo le impactará a tu compañía en el futuro. Tomar malas decisiones puede llevarte inclusive a perder el control de tu compañía; evítalo yendo acompañado de un abogado experto en startups, en G2 Consultores somos especialistas y hacemos todo porque concluyas la mejor negociación con tus futuros inversionistas a la hora de levantar capital. ¡Acércate a nosotros y contáctanos!

Financiando el crecimiento ¿Con qué dinero cuento?

 

Existen dos tipos de empresas cuando de hablar de crecimiento se trata. Por un lado aquellas que no tienen idea de su capacidad para crecer: muchas veces les cuesta trabajo dilucidar las bondades con las que cuenta su producto y servicio (estás son la mayoría de las empresas), y por lo tanto no comprenden cómo y hacia dónde tienen que ir. El otro tipo de empresas al que me refiero son las que, por extraño que parezca este fenómeno, mueren de éxito. Así es, son aquellas compañías que tienen un producto o servicio que tiene tan buena aceptación en el mercado que necesitan emprender un crecimiento sostenido y las principales limitaciones con las que se encuentran son: 1) el capital de trabajo que tienen para abastecer su crecimiento; 2) la calidad de su fuerza de trabajo y 3) la capacidad de manufactura.

 

Si te das cuenta en realidad tanto un tipo como el otro comparten la misma dolencia: la falta de capital. En este sentido puedes obtenerlo de dos formas, ya sea adquiriendo una deuda a través de préstamos o mediante la inversión de capital privado. Según el estudio Capital Privado como impulsor de las empresas mexicanas: 9 casos de éxito realizado por la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), 58.54% fue la tasa anual compuesta de crecimiento (CAGR, por sus siglas en inglés) a la que creció la suma de las ventas de las empresas con inversión de Capital Privado.

 

En G2 Consultores apostamos por la inversión y sabemos bien que con la inversión correcta podrás crear nuevos empleos, conseguir la profesionalización e institucionalización de tu compañía y podrás obtener un mayor acceso a nuevos inversionistas y otras fuentes de financiamiento. Por eso contamos con un equipo especializado que te permitirá trazar un plan estratégico de financiamiento para que tu compañía crezca hasta donde tu visión lo desee.

 

 

 

 

 

¿De verdad eres indispensable para tu negocio?

Dice el viejo refrán popular que “No hay peor ciego que el que no quiere ver” y es que en la vida como en los negocios, muchas veces creemos que estamos en el lugar indicado cuando en realidad tal vez, lo mejor sería movernos de lugar y dejar que las cosas tomen su propio rumbo. ¿A qué me refiero? Sencillo, muchas veces desarrollas una idea, de esa idea creas un producto y de ahí un negocio, pero esto no significa que saber cómo se abre una empresa sea lo mismo que saber cómo se opera un negocio.

De acuerdo con el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), cinco años es el punto de inflexión en general para los negocios en el país. Es decir que una vez que llegas a este punto tu posibilidad de supervivencia crece de manera considerable. Esto se debe entre otras cosas a la mala gestión por parte de los emprendedores y en muchos de los casos a la falta de humildad para nombrar a alguien capacitado de verdad en los puestos directivos.

Como emprendedor es importante que aprendas a detectar si eres capaz de operar tu negocio con eficacia o sí, por el contrario, eres una piedra en el camino. Esto no significa que tengas que renunciar, más bien busca el talento que necesitas: ¡Compleméntante!. Por ejemplo no puedes tener una compañía sin un departamento de finanzas y uno de contabilidad. ¿Pregúntate si no representas un impedimento para crecer las utilidades de tu empresa?

Al mismo tiempo no quieras centralizar todas las tareas del negocio, esta es otra razón para el fracaso, delegar tareas e incluso la dirección a un CEO te permitirá desarrollarte en otras áreas. Recuerda que todos somos necesarios para nadie es indispensable. Se trata de desarrollar las habilidades necesarias para hacerte cargo de tu empresa, no de ir por la vida abriendo negocios y probando si alguno es chicle y pega.

 

En G2 Consultores contamos con las estrategias ideales que te permitirán detectar cuál es tu lugar dentro del sistema organizacional de tu empresa para que funcione y puedas superar los cinco años de supervivencia.

 

 

Conviértete en el proveedor ideal

En el artículo anterior nos enfocamos en la relación idónea entre retailers y proveedores. Pues bien, ahora nos centraremos en cómo volverte un proveedor indispensable para las compañías de retail. Es importante que en primer lugar comprendas que este tipo de empresas evalúan a sus proveedores a partir de ciertos aspectos fundamentales como son: la calidad del producto, las condiciones comerciales del producto, tu solidez financiera, el desempeño operativo de tu empresa, tu historial de continuidad, la capacidad de innovación y calidad, infraestructura y capacidad logística, soporte técnico y capacitación, cumplimiento de normatividad e impacto en el medio ambiente.

Cuando consigues un distribuidor la fiesta apenas está empezando. Lo difícil viene después, ya que necesitas que el éste posicione tu producto, que tenga el producto a tiempo, que toda la gente de la empresa lo sepa manejar, motivar a los vendedores y capacitar a los retailers sobre el uso del producto. En este sentido, trabaja con los vendedores como si fueran parte de tu empresa, trabaja con su capacidad comercial como si fuera la tuya. Por ejemplo, si luego de un año de trabajar juntos el 1% de las ventas se deriva de tus productos, algo estás haciendo mal. Si por el contrario representas el 10% ya eres más relevante y si llegas a representar el 50% de las ventas, tus distribuidores no querrán soltarte nunca.

Al final se trata de establecer un enfoque de comunicación colaborativo; de comprender que son socios y por lo tanto deben establecer un alto grado de confianza además de compartir la misma visión para el crecimiento de ambos. Esto significa, entre otras cosas que deben implementar un plan de acción que se enfoque en el seguimiento de las ventas y la experiencia de consumo de los usuarios.

En G2 Consultores estamos conscientes de lo complicado que resulta entablar una relación sana con los retailers, por eso hemos creado estrategias específicas que te permitirán introducir tu producto en los establecimientos que mejor te convengan.

Cómo lograr que otras empresas te ayuden a vender

De acuerdo con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), en México existen 5,428 tiendas de autoservicios; 2,055 departamentales y 39, 183 tiendas especializadas. Y uno de los problemas más comunes que el sector del retail presenta radica en conseguir una relación saludable entre la marca y las tiendas. En realidad se trata de mejorar los canales de comunicación del business-to-business. Es decir que debes establecer una relación con tus distribuidores efectiva, contundente y que genere valor para ambas partes. No olvides que este modelo procura esto, pero no se enfonca en la relación entre el comerciante y el consumidor, esa es harina de otro costal.

Por ahora, te presentamos tres indicadores a tomar en cuenta cuando del business-to-business se trata:

  1. Existe una creencia generalizada entre los fabricantes de que los retailers son los malos de la película, pero la verdad es que debes entender que se trata de un negocio. Si no entiendes que tus distribuidores son tus socios comerciales, difícilmente vas a lograr una relación exitosa con ellos.
  2. Es importante que consideres que el retail cuida la rentabilidad de su negocio y, por lo tanto, del tuyo. Es importante que establezcas claramente cuál será el margen de utilidad que le vas a dejar.
  3. El gran indicador (la clave del éxito) está en tu habilidad para medir la rotación de tu producto. Al final, los retailers tienen un piso de ventas, si no colaboras con ellos para mejorar la rotación de tus artículos es muy probable que se cansen de tu marca. Dejarás de ser uno de sus proveedores solamente porque no le das la rotación que necesita.

 

Conscientes de la dificultad que representa colocar un producto en el mercado, en G2 Consultores hemos desarrollado estrategias precisas que te permitirán posicionar tu producto en tiendas de distribución y, lo mejor de todo, procurando que el consumidor identifique tu marca.

 

Analiza tu experiencia de ventas

Si bien cada engranaje de tu negocio debe funcionar como la maquinaria de un reloj, la realidad –y te lo hemos repetido hasta el cansancio– es que de existir una clave para el éxito, ésta se reduce a tres palabras: “vender, vender y vender”. Por ello es importante contar con una metodología que te permita analizar tu experiencia de ventas.

 

A continuación te presentamos 4 puntos efectivos que no deben faltar en todo análisis de este tipo:

 

  1. Procura analizar todo el historial de facturación y ventas desde la perspectiva de las cifras: lo que se ha vendido, lo que no se ha vendido, qué productos se venden más y cuáles menos. Contar con los historiales te permitirá acceder a la información necesaria para medir el pulso de tu negocio. Recuerda diferenciar la facturación de las ventas. No midas la gestión de ventas en función de la facturación porque perderás de vista cuál ha sido el desempeño de tu fuerza de ventas y de tu promoción.
  2. Analiza el booking. Pregúntate cuándo realmente se cierra una venta a contrato cerrado a diferencia de lo que es facturado.
  3. Contrasta esa información con tus directivos y tu fuerza de ventas. Haz que tus directores describan su experiencia: cuál es su mejor cliente y porque, cuál es el mejor producto y porque, cuál tiene muchos problemas. Saber qué clientes y qué productos prefieren vender te da una en cierta medida una señal de cómo está armada tu oferta.
  4. Verifica el estado de tu retención de clientes. Si a los clientes a los que les vendías en el pasado ya no les estás vendiendo, quiere decir que los estás perdiendo. Si pierdes clientes año con año, tu esfuerzo comercial se estará estancando año con año. No te olvides por nada del mundo de tener claro el costo de adquisición de un cliente, así sabrás si retenerlo significa ganar o perder.

 

Un análisis de la experiencia de ventas debe arrojar luz sobre el costo de adquisición de cliente, cuánto te gastas en marketing y en todo lo que implica generar consumidores; y, sobre todo, debe permitirte entender el costo beneficio que representa conservar algunos o adquirir nuevos. Por eso, en G2 Consultores contamos con una metodología que nos permite contrastar toda esta información interna de tu empresa con el funcionamiento del mercado, lo que al final se traduce en la posibilidad de tener insides más poderosos.

Emprendedor: De esclavo a empresario

De manera equivocada, muchas de las personas que piensan en emprender lo hacen, entre otras razones, porque ya están cansados de su trabajo y quieren ser sus propios jefes. El problema es que no todos lo hacen conscientes de que una cosa es ser un empresario y otra, muy distinta, un autoempleado.

La mayoría de las veces los autoempleados difícilmente pueden hacer crecer su empresa. Este tipo de emprendedores se caracterizan por:

  1. Competir en un mercado que ya existe.
  2. Tratar de abatir a la competencia.
  3. Sobreexplotar la demanda existente.
  4. Comerciar de acuerdo a la relación entre el valor y el costo.
  5. Alinear al resto de la organización a una estrategia basada en la intuición.
  6. No destina las utilidades a invertir en la empresa.

 

El verdadero empresario, no piensa en esclavizarse a su negocio. Al contrario:

  • Crea un mercado único.
  • Considera a la competencia como una oportunidad de crecer.
  • Crea nueva demanda y la aprovecha para generar fidelización
  • Comercia de acuerdo a la relación entre la marca y el cliente
  • Alinea a la organización a una visión y misión claras de crecimiento sostenido.

 

Si vas a poner un negocio pon un negocio, no implementes un oficio. Decídete por un cambio verdadero en tus prácticas empresariales porque, además, cuando te empleas eres el peor jefe del mundo contigo mismo: dedicas tiempo de más a tu negocio y, entre otras cosas, descuidas tus relaciones personales.

 

En G2 Consultores nos esforzamos por construir la estrategia ideal para ti y con la cual, dejarás de ser un esclavo de tu negocio para convertirte en un empresario de verdad.

 

 

Los clientes que es mejor perder

 

Tomar decisiones nunca ha sido una tarea sencilla y muchas veces es más importante aprender a descartar ciertas cosas que aceptar todo lo que venga. Steve Jobs decía que “Hay que decir no a mil cosas para estar seguro de que no te estás equivocando o que intentas abarcar demasiado”.

En el caso del ecosistema emprendedor es muy común encontrarse con emprendedores que quieren venderle a todo el mundo pero, ¿todo el mundo es un cliente ideal para tu negocio? A veces es mejor dejar a ir un cliente que retenerlo. Pero entonces, ¿cuáles son esos clientes que es mejor perder? Sencillo, aquellos que no te están agregando suficiente valor en función del costo que estás ocupando en atenderlos.

Pongamos un ejemplo. A lo mejor tu modelo de negocio está ideado para consumidores que viven en una casa que tenga más de 100 m2 y el animo de vender y la ambición de tus vendedores hace que le ofrezcan tu producto o servicio a casas que no tienen 100 m2, a la larga el costo de atender a este tipo de consumidores será más alto que el de no atenderlos. Necesitas controlar que tu fuerza de ventas no atienda a clientes que no califican. No se trata de perder a los clientes que ya tienes, pues es muy difícil dejar ir a un cliente y que éste quede en realidad satisfecho. Por lo tanto, es preferible no venderle desde un principio.

En resumen, lo que como emprendedor necesitas es gestionar que tu fuerza de ventas califique adecuadamente las oportunidades en las que tú puedas estar trabajando para no venderle a aquellos clientes que no van a ser viables. No lo olvides, cuando tú estás dedicando un vendedor bueno a un cliente que no entra dentro de tu target, no sólo estás dedicando recursos a algo que te traerá un mínimo retorno de inversión, también estás quitándole tiempo a tus vendedores para que puedan enfocarse a conseguir otros clientes que pudieran ser mucho más interesantes.

En G2 Consultores contamos con gente capacitada que te permitirá identificar si tu cliente tiene las condiciones para usar tu producto (o servicio) y si éste es en realidad una solución aplicable al problema planteado por tu consumidor final.

 

¿Cuánto dinero necesito para emprender?

A pesar de las facilidades que el ecosistema empresarial ofrece actualmente, la mayoría de las personas que sienten la inquietud de emprender tratan de innovar en negocios tradicionales. La mala noticia es que gracias a esta forma de pensar los negocios no crecen o se estacan y al final terminan por fracasar. La buena es que si bien no necesitas una suma significativa, contar con un prototipo variable y disruptivo te permitirá adquirir el dinero que necesitas a través de financiamientos.

Se trata de construir proyectos viables con poco efectivo, pero que al mismo tiempo se aprovechen todos los recursos con los que cuentas en la menor cantidad de tiempo posible para evitar perdidas a largo plazo. Por lo tanto, contar con un primer prototipo te ayudará a saber si tu producto o servicio está listo para enfrentarse al mercado. Lo mejor es que si no lo está, puedes pivotar la idea.

Desarrollar un modelo de negocio, un mapa de productos y un plan que comprenda, entre otras cosas, la posibilidad de conseguir socios a un plazo determinado; analizar a la competencia y proyectar consumidores meta, harán que tu startup se convierta en una empresa con posibilidades de minimizar riesgos, lo que inherentemente se traduce en un ritmo de crecimiento más acelerado ¿Por qué? Sencillo, una idea organizada, con una visión clara y una estrategia adecuada, pondrán a tu negocio en la mira de los inversores. No olvides que ante todo lo que estos buscan es que tu idea sea rentable.

En G2 Consultores contamos con la posibilidad de desarrollar tu idea de negocio a partir de estrategias específicas que te permitirán crear, medir y crecer tu proyecto de manera eficiente.

 

 

 

 

 

 

 

Venciendo el miedo a crecer

Si bien el ecosistema empresarial en México es uno de los sectores que más aportan al crecimiento económico del país, tampoco es un secreto para ningún empresario o emprendedor que el 80% de los negocios fracasan antes de los dos años de vida y que sólo el 20% llega a superar los cinco años de operaciones. Entre los factores más comunes se encuentran la falta de organización, infraestructura, asesoría o financiamiento.

Sin embargo, existe otro detonante que es poco percibido por los dueños de negocio. Hablamos precisamente de ellos, esos empresarios tradicionales que han llegado a un nivel de comodidad tal, que sólo se dedican a asegurar la supervivencia de su empresa. Se orientan más por a atender el statu quo de su negocio que ha proyectarlo hacia adelante. Carecen de aspiraciones para crecer. Mantienen una postura de no riesgo y esto se refleja en su manera de operar la empresa: cuidan los costos de manera casi obsesiva y no les gusta que nada se salga de su limitado campo de visión. También manejan apalancamientos bajos y no piensan en innovar ni en expandir su mercado.

En cambio, al emprendedor visionario le gusta asumir riesgos, piensa en una idea disruptiva, la proyecta, la fabrica y la desarrolla; y si algo sale mal, no se rinde, pivotea o vuelve a empezar. Al igual que para Richard Branson –y parafraseando al exitoso empresario–, su interés en la vida proviene de establecerse retos aparentemente inalcanzables y tratar de superarlos.

En G2 Consultores estamos conscientes de que no sólo se trata de asegurar la supervivencia del negocio, si no de afrontar los retos del mercado actual y superarlos. De ahí que contamos con las mejores herramientas que te permitirán tener acceso al crecimiento. Después de todo, para expandirse sólo hace falta que generes los procesos de innovación y de mejora que representen un desafío para contigo mismo. No lo olvides, antes que nada, tú mismo eres tu propia competencia.

 

 

 

Los 6 riesgos de emprender sin capital

Sin duda alguna, uno de los problemas más significativos que rodean al ecosistema emprendedor radica en el hecho de que el promedio de vida de una empresa es de 7.7 años una vez que logra superar los primeros dos de vida, ya que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 84% de las Pymes fracasa antes de cumplir este lapso de tiempo.

Las razones van desde la escaza profesionalización de los procesos de la empresa hasta la falta de visión del dueño de negocio. Y es que para algunos emprendedores, empezar desde cero y sin apoyo puede representar una especie de mérito. Muchos invierten el dinero de sus ahorros o el de su familia, lo que impide que exista un crecimiento orgánico.

En realidad, un negocio que inicia sin el financiamiento adecuado está expuesto a correr una serie de riesgos que terminarán por llevar tu negocio quiebra:

  1. Tu idea puede ser copiada y mejorada, mientras tu la vas creando.
  2. Tu dependencia de los primeros clientes puede ser “el beso de la muerte”.
  3. No desarrollas el producto lo suficiente y, por lo tanto, no satisface los requerimientos de los clientes.
  4. Tu pobre investigación de mercado te lleva a desarrollar productos y servicios que nadie quiere.
  5.  Si tienes éxito en las primeras entregas, los siguientes pedidos podrían ser imposibles de financiar.
  6. El fracaso te puede llevar a una situación extrema de agobio personal.

Recuerda que el emprendedor que quiere generar impacto empieza por tener una gran idea, luego investiga, la perfecciona, la detalla, la aterriza, le da sentido y, por fin, logra el financiamiento.

Por eso en G2 consultores contamos con la tecnología que te permitirá desarrollar tu idea de negocio hasta que sea un producto o servicio listo para capitalizarse.

 

 

 

 

 

 

Call Now Button