Tag Archive start up

Cómo conseguir el dinero que necesitas para tu startup

Por más ventas que tenga un nuevo negocio, lo más probable es que eventualmente necesite de financiamiento para continuar escalando. El levantamiento de fondos es un camino obligatorio para la gran mayoría de las startups, y resulta tan necesario como tortuoso.

En México el reto de obtener capital no es menor: La falta de financiamiento es la principal causa de muerte de las startups. Sólo el 10% de las pequeñas y medianas empresas logran llegar a los 10 años de vida, mientras que el 75% de los emprendimientos fracasan antes de cumplir los dos años, de acuerdo con datos del Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial.

Aunque México cuenta con una oferta de capital emprendedor y financiamiento cada vez más sólida, la alta demanda y la desconfianza natural de los inversionistas hacen de conseguir fondos una odisea, más aún cuando el proyecto emprendedor no está bien perfilado.

“Tienes que conseguir inversión a partir de objetivos realistas. Un inversionista te va a comprar cuando le demuestras que tu empresa puede llegar lejos pero que lo harás más rápido con su dinero”, explicó Jorge González Gasque, inversionista y director general de G2 Consultores.

Para asegurarte de que estás tocando la puerta correcta en el momento indicado, estos consejos de expertos te pueden ayudar:

1. Busca el financiamiento adecuado

Los emprendedores deben tomar en cuenta que los fondos de capital privado no son la única opción de financiamiento, ni la más conveniente en todos los escenarios.

De hecho, una gran cantidad de negocios ni siquiera son elegibles para ser financiadas por capital privado. Para que haga sentido acudir a un fondo debes pertenecer a una industria que resulte atractiva para los inversionistas, tener un negocio con potencial de escalar exponencialmente y, en consecuencia, alternativas para atraer el capital necesario a tu negocio.

“Toma en cuenta que hay inversionistas ángel, incubadoras, aceleradoras y fondos de venture capital y cada uno tiene una finalidad y un ticket de inversión diferente”, agregó González Gasque.

Estos son algunos de los tipos de financiamiento:

a) Capital pre-semilla: Si necesitas entre 100 mil y medio millón de pesos, ángeles inversionistas o amigos y familiares serán la opción para ti.

b) Capital semilla: 500 mil pesos y un millón de pesos, tendrás que acercarte con los fondos pequeños de inversión semilla o con sindicatos de ángeles.

c) Venture capital: Para inversiones de un millón de pesos a 10 millones la opción es un fondo de venture capital.

d) Fondos internacionales: Si la inversión que requieres es de más de 10 millones de pesos, tu mejor opción será buscar fondos de inversión internacionales.

También puedes considerar buscar fondos de gobierno o un préstamo bancario. Aunque en ocasiones son más difíciles de obtener y riesgosos en caso de que el proyecto no funcione, evitarán que cedas un porcentaje de tu empresa.

2. Ten un plan de negocios sólido

Un plan de negocios te ayudará a tener una visión más holística de tu negocio, y te ayudará a identificar los puntos débiles. Sobre todo, te ayudará al acercarte a inversionistas.

Un plan de negocios no es un lujo. De acuerdo con un estudio realizado por el Babson College, las empresas que contaban con un plan de negocios lograron conseguir el doble de inversión durante un periodo de 12 meses en comparación con aquellas que no tenían uno.

Al inversionista le interesará saber cuánto dinero necesitas, para qué lo utilizarás y, lo más importante, cuánto puede ganar si invierte en tu startup.

“El asunto en última instancia es ¿para qué quieres el dinero?, y es un punto donde las compañías se atoran muchísimo”, señaló González Gasque. “Lo ideal es llegar a un pitch y decir exactamente cuánto te cuesta adquirir un cliente, cuánto te dura y luego cuánto necesitas para alcanzar tus objetivos”, recomendó.

3. Diseña un pitch de acero

Saber venderte como un genio emprendedor apasionado por su proyecto es importante,  pero lo primordial de un pitch es transmitir la solidez del negocio.

El proceso de aterrizar un pitch siempre es doloroso, pues aunque la oferta de valor para el inversionista sea interesante, existen decenas de startups compitiendo por el mismo capital. Aún así, es importante que no desistas de tu objetivo inicial

“Aunque tengas un súper pitch deck te irá mal en términos de bateo, tendrás que hacer 7 u 8 pitches para vender una inversión, lo que quiere decir que todos los anteriores fueron tiempo perdido y eso frustra mucho a los emprendedores”, señaló González Gasque. “Algo que sucede es que como encuentran el proceso muy difícil prefieren pedir mucho dinero para no tener que pedir después y eso es un grave error”, advirtió.

4. Pide ayuda si es necesario

Ya sea que busques fondos de gobierno, acercarte a inversionistas o un préstamo, necesitarás una valuación realista de tu compañía, una estrategia operativa y comercial infalible, y los contactos adecuados para no llegar a hacer un pitch en frío.

Una alternativa viable es buscar especialistas en proyectos emprendedores, pues la perspectiva de un experto puede ayudarte a detectar los puntos débiles de tu negocio y encaminar a la startup en la dirección correcta para continuar su crecimiento.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas.

Estos son los indicadores de que tu startup tiene buena salud

A diferencia de una empresa tradicional, una startup no necesariamente tiene que ser rentable durante sus primeros años. Empresas como Uber o Rappi, a pesar de su gran popularidad y éxito entre los inversionistas, no son empresas rentables. Lo realmente importante para una startup de alto impacto, sobre todo durante sus primeros años, es tener indicadores de crecimiento sanos.

Un enfoque en estos indicadores le dará certeza a potenciales inversionistas, pero también le dará a los directivos de la empresa un panorama claro sobre dónde están parados y los pasos a seguir para continuar creciendo. Es importante que los emprendedores conozcan profundamente estas métricas y les den seguimiento de manera casi obsesiva.

Los indicadores más relevantes varían de acuerdo con la empresa y según su modelo de negocio, aunque de manera general se les conoce como unit economics y se refieren a factores que harían rentable a una empresa en particular.

“Si tu startup va a ser de alto rendimiento, entonces deberías tener crecimientos de doble dígito o más en base de clientes y número de usuarios”, recomendó Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups. “Tu crecimiento debería ser más veloz que el del mercado. Tienes que pensar que, al empezar, tu número de clientes es menor que el de una empresa consolidada, por lo que deberías crecer más rápido”, agregó González Gasque.

Estos son algunos de los indicadores que deberías tener en cuenta para asegurarte que tu startup goza de buena salud:

1. Velocidad de crecimiento

Aunque enfocarse en ventas y rentabilidad suele ser el principal objetivo de grandes empresas, el crecimiento es un factor que los inversionistas valoran mucho en empresa tecnológicas jóvenes que no debe ignorarse. Podrá sonar contraproducente enfocarse más en crecimiento que en ganancias, pero cuando hablamos de tecnologías disruptivas, el crecimiento es un factor vital para la competitividad de la empresa.

“Una métrica más o menos válida en términos de una empresa de base tecnológica es un crecimiento anual de no menos de 100%”, añadió González Gasque.

2. Crecimiento orgánico.

No existe mejor vendedor que un cliente satisfecho. Tu capacidad de viralizar tu producto o servicio, y con ello conseguir referencias, es básico para el crecimiento exponencial de tu empresa.

“Venderle a cada cliente a través de la publicidad resulta bastante caro, pero si das un estupendo servicio y generas una gran reputación, entonces puedes crecer a base de referencias”, puntualizó González Gasque.

Un ejemplo de esto es el modelo de Uber, que detonó su crecimiento en México gracias a un sistema que premiaba a los usuarios por recomendar su servicio, que apoyándose en la buena reputación de la marca Uber, le permitió a la compañía adquirir nuevos clientes a bajo costo.

3. Repetitividad

El número de veces que haces que un cliente realice transacciones contigo se convierte en una variable que incrementa mucho el valor de una empresa. Si después de adquirir un cliente, te estará comprando de forma constante o repetitiva, a la larga su valor será mucho mayor.

Hay modelos de negocios en los que eso es difícil de lograr. Por ejemplo si vendes hipotecas, no es muy común que un cliente compre muchas casas. En estos casos buscar maneras adicionales de monetizar tu base de clientes puede ser muy útil.

4. Rentabilidad unitaria

No puedes vender en 8 pesos algo que te cuesta 12. Si bien la rentabilidad de la startup no es indispensable al inicio, la rentabilidad de tus operaciones no está a discusión.

“Está bien que una startup pierda pero sólo si está perdiendo para crecer. Si en cada ticket de venta pierde, entonces es un caso perdido. Si cuesta 5 mil pesos adquirir un cliente y le vendes sólo 5 mil pesos a ese cliente entonces eres un desastre”, señaló González Gasque.

Antes de pensar en escalar, es necesario tener una rentabilidad unitaria sólida, pues de lo contrario tu startup perderá mucho dinero.

5. Churn rate o tasa de cancelación de clientes

¿Qué tan rápido pierdes a tus clientes? El churn rate se refiere al porcentaje de clientes o suscriptores que pierdes en un periodo determinado. Mientras más alto sea este número, peor trabajo estás haciendo en tu startup para retener a tus clientes. Esta es una de las métricas más importantes de una startup, pues resulta más barato y rentable conservar a tus clientes que salir a buscar nuevos.

Aunque no es realista esperar tener un churn rate de 0%, es importante mantener este número lo más bajo posible, pero sobre todo investigar qué es lo que causa tu pérdida de clientes.

En lugar de especular, lo recomendable es ir directamente con tus antiguos compradores para preguntarles por qué se fueron a través de encuestas o entrevistas. Con esa información podrás cambiar tus procesos para atajar esos problemas y aumentar tu retención de clientes.

Es importante pedir ayuda cuando se necesite, ya que puede ser complejo detectar las oportunidades y fortalezas de tu negocio. Sin embargo, sin una planeación estratégica no hay forma de alcanzar las metas que se fijaron para la empresa.

En G2 Consultores, te ayudamos a desarrollar tu planeación estratégica para que cuentes con las herramientas necesarias y llevar así tu negocio al próximo nivel. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación o actualización de tu planeación estratégica.

Los peores tres errores de un emprendedor al llegar con un inversionista

Convencer a cualquiera de invertir su dinero en un proyecto emprendedor, que por definición tiene un alto riesgo de fracaso, es una tarea difícil. Por eso los emprendedores se dan a la tarea de desarrollar un pitch, una descripción de su proyecto directa y sencilla, capaz de convencer a cualquier inversionista de apostar por ellos.

Un emprendedor, a lo largo de su vida, tendrá que buscar inversión en varias ocasiones, por lo que es importante que domine un buen pitch. ¿Pero qué es lo más importante al presentarle una startup a un inversionista?

Para Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups, los emprendedores tienden a confiar de más en la emoción y dejan de lado los elementos más importantes de su startup.

“La pasión en un pitch está sobrevalorada. Como inversionista, escuchas pitches de emprendedores que son capaces de transmitir emoción, pero eso no significa que sea una buena inversión; por el contrario hay emprendedores que te duermen porque hablan muy pausado, pero resulta que tienen un negocio magnífico”, afirmó González Gasque.

Para que estés preparado cuando llegue el momento de levantar inversión, te presentamos los tres peores errores que puede cometer un emprendedor al llegar con un inversionista.

Primer error: Darle más importancia al pitch que al negocio

Si bien elaborar un pitch convincente y emotivo es básico, muchos emprendedores cometen el error de ponerle más énfasis al pitch y al cierre de inversión que a la viabilidad económica del negocio.

“Hay emprendedores que son capaces de venderte hasta un helado en Alaska, te pueden vender lo que quieran, que tienen un dominio impresionante de su área, pero al final resulta que se terminan aburriendo de sus propias compañías y dejan todo a medias”

También existen los emprendedores tan obsesionados con cerrar una inversión que llegan a descuidar la salud de la empresa. Cerrar una inversión nunca debe verse como una meta en sí misma, pues se trata de un mecanismo para alcanzar objetivos crecimiento.

La prioridad, más allá de inversiones o discursos apasionados sobre el amor al proyecto, debe ser el desarrollo de un plan de negocios viable y un cuidadoso seguimiento de las métricas de crecimiento del negocio.

Segundo error: Entregar un plan de negocios sin sentido

Un estudio realizado por el Babson College reveló que las empresas con un plan de negocios aumentaron su financiamiento al doble en un periodo de 12 meses. Estas empresas, resalta el estudio, no necesariamente se desempeñaron mejor, pero el plan de negocios les ayudó a darle la confianza necesaria a los inversionistas.

Por más que el emprendedor logre enamorar al inversionista, sin un plan de negocios realista, en el mercado correcto y con el potencial de monetizar, entonces cerrar inversión será una tarea imposible.

“Como inversionista claro que te interesan los soft skills, pero te interesan más sus fundamentos, si tiene un plan y si ese plan tiene sentido, si los números tienen sentido, si la startup tiene tracción, rentabilidad y demuestra crecimiento”, agregó González Gasque.

De acuerdo con el directivo, es importante revisar las habilidades técnicas, las habilidades blandas, pero sobre todo considerar lo que el emprendedor está construyendo.

“Necesitas ver los fundamentos, el análisis técnico, las valuaciones, la corrección y claridad en su modelo de negocio y de monetización”, sugirió González Gasque.

Tercer error: Confiar de más en la pasión

Las pasiones cambian con el tiempo ya sea en intensidad u objetivo, pero sobre todo se trata de un factor subjetivo y que, aunque se agradece, no es un factor decisivo para ningún inversionista serio.

“Siendo realistas, hay emprendedores súper apasionados con ideas malísimas y te generan una empatía al contarte tu proyecto pero ni loco invertiría en ellos”, compartió González Gasque. “Es preferible agarrar ese dinero y dárselo a la señora que está vendiendo comida afuera del metro porque frente a una startup mal planeada ella tiene más posibilidades de escalar el negocio”, añadió.

González Gasque aconsejó a los emprendedores tener claridad en las métricas clave de su empresa, proyecciones claras de a dónde podría llegar el negocio y sobre todo fundamentos para las cifras que presentan.

En última instancia, si no tienen el negocio tan claro, necesitan por lo menos la disposición para dejarse ayudar, pues un inversionista puede ayudarles a aclararlo.

Recuerda que siempre es bueno recibir ayuda, ya que levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas.

4 preguntas que todo emprendedor debe de hacerse antes de levantar dinero

Aunque México es un país que se va consolidando en materia de inversiones, con alrededor de 110 firmas de capital privado reunidas en la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP), cerrar un trato con inversionistas sigue siendo una de las tareas más pesadas para los emprendedores.

Muchos inversionistas son asediados constantemente por emprendedores que aseguran tener entre sus manos al siguiente Facebook, Twitter o Instagram; un proyecto que promete cambiarlo todo de maneras disruptivas. La  realidad es que la mayoría de esas startups morirá eventualmente.

En Estados Unidos 9 de cada 10 startups no logra sobrevivir, mientras que en México el 75% de los nuevos negocios fracasan antes de cumplir los dos años, de acuerdo con el Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial.

Los inversionistas saben perfectamente bien los altos índices de mortandad de los nuevos proyectos y son expertos en medir el riesgo, por eso es que cortejarlos suele ser difícil.

Para que no te tomen desprevenido, a continuación te compartimos algunos elementos clave que debes tener en mente antes de llegar con un inversionista.

Estas son algunas preguntas clave que debes hacerte antes de acercarte a buscar inversión:

1. ¿Cuánto dinero necesitas y para qué?

Antes de llegar con un inversionista debes tener en claro cuánto dinero tienes, cuánto necesitas y para qué lo usarás. Si desconoces el estado de tu propia compañía o no tienes planes a futuro lo suficientemente detallados como para responder estas preguntas a profundidad, harás sonar las alarmas de los inversionistas.

“Si pides mucho dinero a comparación del valor de tu compañía, entonces la dilución va a ser muy grande y como inversionista no quieres eso, porque un emprendedor que no es dueño de su propia compañía no tiene un motivo para comprometerse con su negocio”, aseguró Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups.

Por sobre todo, debes tener presente que al inversionista le interesará escuchar qué tanto puede crecer tu compañía con el dinero de su inversión, así como lo que significará este crecimiento para él.

Pararte frente a un inversionista sin la información más básica sobre tu empresa y lo que esperas obtener de la inversión es como ir a la guerra sin armas. Sólo dañarás tu reputación y habrás desperdiciado una valiosa oportunidad.

2. ¿Qué alternativas tienes?

Dependiendo de la cantidad de dinero que necesites será el tipo de fondo o inversionista al que deberás acercarte. Si son montos pequeños, entre 100 mil y un millón de pesos considera ángeles inversionistas. De 1 millón a $5, sindicatos de ángeles o fondos pequeños de inversión semilla. Más de $5 millones de pesos hasta incluso 50 millones, entonces es un venture capital lo que estás buscando. Para inversiones de más de 50 millones de pesos entonces busca un fondo de inversión internacional o un conjunto de fondos locales.

También toma en cuenta que no sólo varía el monto de inversiones, sino también la tesis de inversión. Existen fondos de inversión que sólo apoyan a empresas con base tecnológica, con un propósito social claro, sólo a proyectos ecológicos, etc.

Deberás conocer el perfil del inversionista al que buscas acercarte, pues esto te asegura que el fondo te ayudará no sólo con dinero, sino con su experiencia y visión.

3. ¿Cuánto valor puedes generar con la inversión?

Es básico que tengas un plan de negocios elaborado para demostrar lo que puede hacer tu empresa. De acuerdo con un estudio realizado por el Babson College, las empresas con un plan de negocios aumentaron su capital al doble durante los primeros 12 meses en comparación con las que lo tenían.

Los inversionistas esperan que conozcas a detalle tu mercado potencial, tu capacidad de crecimiento, el costo de adquirir nuevos clientes y las métricas más importantes sobre la salud de tu empresa. Por sobre todo, a los inversionistas les interesa escuchar el valor que puedes generar en tu empresa con su inversión.

El tema del valor generado con cada inversión es muy delicado. Si los objetivos no se cumplen y no se genera la tracción deseada para el negocio, la siguiente ronda de inversión, que en teoría debería ser por un monto mayor, será mucho más difícil de levantar.

4. ¿Qué tan sólido es tu pitch?

Un buen pitch es importante, pero más allá de la pasión que puedas transmitir, al inversionista le interesa saber qué tan buena es la oportunidad de negocio y qué tan sólida es tu startup.

Existen emprendedores que no son tan buenos dando un pitch, divagan o utilizan muchas muletillas, pero esto no quiere decir que no tengan un proyecto de negocios sólido. Por otro lado, hay excelentes vendedores que endulzan el oído de los inversionistas, pero con proyectos poco viables.

“Como inversionista te importan los soft skills, claro, pero importa más el conocimiento técnico, en los fundamentos de su negocio, si su plan de negocios tienen sentido y los números son coherentes y hablan de tracción y rentabilidad”, agregó González Gasque.

Un pitch es algo muy subjetivo, y aunque es importante que exista una comunicación clara y generar empatía, también es necesario comprobar que el negocio es viable y tiene potencial de un gran impacto.

También ayuda incluir algún prototipo, contratos cerrados con el cliente, estadísticas de crecimiento y en general cualquier cosa que pueda convencer a los inversionistas de que tu proyecto tiene cierta tracción y promete.

Recuerda que siempre es bueno recibir ayuda, ya que levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas.

7 tendencias del futuro para emprender hoy

La industria de la tecnología ha traído un profundo cambio en diversas industrias, al grado que algunos consideran que nos encontramos en la tercera revolución industrial. Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer en materia de innovación y los expertos han identificado algunos sectores con mayor potencial disruptivo.

Estos son los sectores más prometedores para emprender hoy:

Sabemos que el camino del emprendimiento no es sencillo y que muchas dudas pueden surgir en la aventura. Crecer depende de ir tomando decisiones asertivas con una visión estratégica de tu negocio.

En muchas ocasiones, cuando se trata de desarrollar un emprendimiento, el acompañamiento de expertos y el continuo seguimiento en el camino es indispensable.

Nuestro compromiso es proporcionarte la asistencia necesaria para impulsar a tu proyecto de negocio, a través de nuestro servicio personalizado. Contáctate con nosotros y permítenos ser el compañero y testigo de tu historia de éxito.

Consejo de administración, un arma de dos filos para las startups

Los consejos de administración pueden ser un arma de dos filos para las empresas. Bien implementados ofrecen balance, perspectiva y contactos estratégicos, logrando guiar a la empresa en la dirección correcta. Por el contrario, un consejo administrativo viciado puede llegar a resultar un lastre innecesario.

“Muchos emprendedores sólo construyen un gobierno hasta que los fondos de inversión les exigen presencia en el consejo”, explicó Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups. “Un buen consejo puede ayudarte a tomar mejores decisiones en cualquier etapa de la empresa, por eso es importante tener buenas prácticas de gobierno corporativo”, recomendó.

Las empresas constituidas tienen la opción de formar consejos de administración, con las ventajas y responsabilidades que esto conlleva. Los consejos supervisan la dirección de una empresa, guiando la actuación de los directivos.

Más que un formalismo o una herramienta de control sobre la empresa, los consejos tienen el potencial de ser una guía útil que encamine a los emprendedores en la dirección indicada, haciéndole ver sus errores y puntos ciegos.

Para evitar caer en vicios, a continuación te presentamos 5 errores comunes al conformar y trabajar con un consejo de administración:

1. Hacer un consejo demasiado cómodo o a la medida

Reunir en un consejo solamente a amigos del director, o a personas con los mismos perfiles y disciplinas, es una receta para el fracaso, pues los consejos demasiado cómodos son peligrosos.

Es necesario que los integrantes cuestionen constantemente el rumbo de la dirección, que cuenten con perfiles complementarios para poder darle mayor profundidad a las discusiones y que sean de diferentes industrias para que puedan ofrecer mejores perspectivas.

“Si no eres bueno para finanzas, consíguete un financiero, si no eres bueno para las relaciones con el gobierno busca a alguien que tenga experiencia en eso. La complementariedad de los consejeros es básica”, recomendó González Gasque.

Con un consejo de amigos, que apoyarán al emprendedor en cada decisión, no se obtendrá nada del ejercicio y mejor valdría no tener uno en primer lugar.

2. Consejos demasiado pequeños o demasiado grandes

Un error común es tener consejos con tamaños imposibles de trabajar. Algunas empresas invitan a todos sus accionistas a las reuniones del consejo, lo que tiene como resultado salas de juntas a reventar en donde es imposible participar y donde no todos los presentes entienden el funcionamiento de la compañía.

En otros casos los consejos son de dos o tres personas, por lo que una ausencia es mucho más notoria y se vuelve más difícil avanzar.

Aunque no existe un número ideal, es importante que el consejo esté bien balanceado, con consejeros inteligentes que puedan aportar valor a la toma de decisiones de la empresa.

“Un buen consejo debe tener variedad y no incluir solamente a los socios”, aconsejó González Gasque. “Búscate también independientes y si es posible págales o busca la forma de agradecerles que se hayan tomado la molestia”, añadió.

3. Tener reuniones sin disciplina

La falta de disciplina hace que los consejeros pierdan el interés. No tener una agenda, cancelar juntas o no enviar información consistente previo a la reunión, le resta formalidad al ejercicio.

“Si lo conformaste de manera tan casual que las reuniones son como juntarse a jugar dominó entonces no tiene caso”, ironizó González Gasque.

Un consejo debe tener un calendario, reuniones periódicas, entregar información a tiempo y llevar un seguimiento de los temas importantes. Sólo así existe la certeza de que la dinámica está funcionando y que no se está tirando a la basura el tiempo de todos.

4. El peligro de los reportes incompletos

La entrega oportuna de reportes es lo más básico para que un consejo de administración pueda entender el estado actual de la empresa, sólo así tendrán la información necesaria para tomar decisiones.

Los reportes deben incluir los indicadores importantes y tener métricas comparables, pero sobre todo tener consistencia y honestidad. De nada sirve reportar solamente las buenas noticias, pues es en las malas donde más se requiere la ayuda del consejo.

Está bien recibir ayuda, en especial si es de los profesionales en el área. Las consultorías pueden ayudar a definir, priorizar, integrar y optimizar los procesos productivos de su empresa según la industria.

En G2 Consultores, te ayudamos a entender los perfiles, procesos, objetivos y la manera más adecuada de medirlos. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación o actualización de tu estrategia de organización y procesos.

Así despegó SkyAlert, la app más descargada de la historia en México

Con un promedio de 38 sismos de diferentes magnitudes diariamente, México es una de las zonas sísmicas más activas del planeta, de acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional. En busca atender la necesidad de un sistema de información que alertara a la población sobre los sismos, nació SkyAlert. Esta empresa de orden familiar fue fundada en 2011 por Alejandro Cantú junto a su padre, Santiago Cantú y su hermano Santiago Cantú.

Inicialmente, SkyAlert hizo una alianza con el gobierno de la CDMX para retransmitir la señal de la alerta sísmica pública, pero para 2013 la empresa ya había comenzado a implementar la Red de Detección Sísmica SkyAlert (REDSSA).

Sin embargo, aunque el servicio que desarrollaba era de vital importancia para miles de mexicanos, SkyAlert se encontraba con un reto al que se enfrentan muchas startups en desarrollo: comenzar a vender de manera efectiva.

Aunque la empresa crecía a buen ritmo, a un promedio de 30% anualmente, todavía estaba lejos de contar con un flujo de efectivo saludable y alcanzar sus metas financieras. “Teníamos buenas ventas pero una vez que levantas capital tienes el reto de ejecutar y vender, y en ese entonces realmente no teníamos una estrategia comercial”, recordó Alejandro Cantú, co-fundador y director de SkyAlert

Fue hasta que SkyAlert encontró la ayuda de G2 Consultores, una consultoría mexicana especializada en startups, que la empresa encontró su rumbo en materia comercial. Cambiaron su oferta de productos, la manera de acercarse a los clientes y diseñaron soluciones para empresas, lo que les permitió expandir su mercado.

Además de la app, acordaron desarrollaron un dispositivo con la más alta tecnología que le permitiría a las empresas recibir señales de alerta en caso de sismo. El resultado para la empresa, recuerda Cantú, fue un crecimiento de 50% al siguiente año y de 100% al siguiente.

“Cuando tienes una estrategia comercial sólida cambia la vida de la empresa, se vuelve más atractiva para inversionistas, hay mejor capacidad de inversión para desarrollar nuevos productos e ir mejorando”, agregó Cantú.

Con un plan de negocios con el cual continuar creciendo, SkyAlert se volvió un referente al convertirse en la plataforma de telecomunicaciones de emergencias más grande del mundo en número de personas alertadas. En 2017 fue nombrada la aplicación más descargada en la historia del país, con más de 6 millones de descargas.

Esta fuerte presencia fue lo que ayudó a que durante los sismos del pasado 19 de septiembre más de 4 millones de personas fueran notificadas a tiempo a través de los diferentes sistemas de alerta de la empresa.

“Hay muchísima tecnología detrás para hacer todo esto de manera automática, el enfoque en innovación y desarrollo de productos es lo que nos ha llevado a donde estamos ahora”, explicó Cantú. “Todo nuestro modelo de negocio se basa en ofrecer un servicio de alertamiento sísmico de alta calidad, tanto para empresas que contratan nuestros dispositivos como para los usuarios de la aplicación”, agregó.

Como parte de su crecimiento, SkyAlert espera alcanzar pronto las 10 millones de descargas. Entre sus planes se encuentra también una expansión al mercado estadunidense, aterrizando en ciudades como San Francisco, Los Ángeles y San Diego.

La ayuda proporcionada a SkyAlert fue esencial para el desarrollo de la empresa. Es por ello que la ayuda es siempre bienvenida, en especial si es de expertos en el área. Las consultorías pueden ayudar a identificar a tus clientes, conocer la verdadera razón por la que compran y establecer los precios correctamente.

En G2 Consultores, te ayudamos a generar un plan de acción comercial basado en objetivos tangibles y retadores, esto te permitirá tener una visión para el futuro y tomar acciones asertivas. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación o actualización de tu estrategia comercial.

5 razones para no diluir tu empresa rápidamente

A medida que crece una empresa, sus necesidades de capital van modificándose. Esta evolución constante provoca que tarde o temprano se requiera de más inversión. Sin embargo, la inversión es un tema delicado, pues tiene como consecuencia la dilución de la empresa.

Al dar acciones a los nuevos inversionistas, el porcentaje accionario de los fundadores decrece. Si la valuación implica que tus acciones originales valen más, pues son buenas noticias. Jeff Bezos tiene solo el 17% de las acciones de Amazon y aún así es el hombre más rico del planeta. Sin embargo, en etapas tempranas perder porcentajes de participación puede traerte problemas en el largo plazo.

“En estos procesos, es recomendable conseguir el dinero justo y ponerse a trabajar, porque es la única forma de generar valor”, recomienda Jorge González Gasque, director general de G2 Consultores y especialista en startups. “Un emprendedor inteligente sabe que necesita ir construyendo éxito y credibilidad antes de conseguir más dinero”, agregó.

El problema de diluir es cuando se hace muy rápidamente. Es ahí cuando puede causar grandes problemas en el crecimiento de la compañía.  Estas son algunas de las razones por las que deberías evitar diluir tu empresa rápidamente:

1. Pierdes dinero

Los emprendedores crean su propia empresa con el sueño de hacerse de buen dinero  algún día. Sin embargo, cuando la empresa comienza a diluirse demasiado, se están sacrificando las ganancias a largo plazo de la misma. Si al final por diluirte de más sólo posees, por ejemplo, el 10% de la compañía y esta se logra vender, sólo conseguirás el 10% del valor neto, en vez de una cantidad que corresponda al esfuerzo y tiempo invertido.

“No importa la razón por la que te diluyas, lo que importa es que estás sacrificando el valor neto que posees de la empresa y, a largo plazo, esto puede ser la diferencia entre una salida exitosa y muy poco dinero”, señaló González Gasque.

2. Agrega un nivel de incertidumbre

Cuando un fundador tiene poco porcentaje del capital a consecuencia de una dilución, comenzará a tener un incentivo mayor para salirse de la compañía, puesto que tiene menos en juego que cuando comenzó la compañía. Esto comenzará a afectar a la valuación y al interés que puedan tener en futuros inversionistas.

“Si el founder tiene un valor pequeño de la empresa, digamos un 20%, se comienza a correr el riesgo de que se vaya y haga otra cosa o se consiga un empleo y, por el contrario, mientras mayor sea, menor es el riesgo”, aclara González Gasque. “Desde el punto de vista del inversionista, es más difícil que se decida por invertir en la empresa porque, ¿pues para qué invertir si el founder podría irse en cualquier momento?”, señaló.

3. Pierdes el control

Mientras menos acciones posea el fundador de la empresa, su capacidad de influencia al tomar decisiones importantes en la empresa disminuye. El fundador puede perder votaciones clave en su negocio y puede ver cómo se toman decisiones importantes que no le agraden.

“Puede que se tomen decisiones en la empresa sin tu consenso, porque básicamente fuiste desplazado por haber sido diluido”, advierte González Gasque. “Es importante que el emprendedor sepa a quién y por qué otorga las acciones de la empresa, incluso los términos y condiciones que trae consigo, para evitar perder el control de la empresa y mantener todo en orden”, agregó.

4. Desmoraliza al equipo

Como consecuencia de perder la capacidad de tomar decisiones importantes en la empresa, el equipo de trabajo verá que el founder está perdiendo el control. Esto puede generar la sensación en el equipo de que los inversionistas tienen un mayor peso que el fundador y se comienza a perder el liderazgo en ellos, que ven a los inversionistas como una entidad casi omnipotente y pierden confianza en el fundador de la empresa.

“Como tú no estás de acuerdo con las decisiones que se toman, el equipo se da cuenta y te pierde confianza, por lo que dejarán de sentirse en un ambiente apto para trabajar y el riesgo de que se vaya el talento de la empresa aumentará significativamente”, añadió el consultor.

5. Inhibe la capacidad de reclutar talento

Mientras más avanza una compañía, más caro se vuelve el talento que esta requiere para seguir avanzando. Sin embargo, las empresas pueden recurrir al uso de sus acciones para poder captar talento, generando interés y un incentivo para que permanezcan en ella.

Al tener una empresa diluida, se deja de contar con las suficientes acciones para reclutar talento de primer nivel. Esto puede hacer que el talento pierda el interés por unirse a una compañía en donde el dueño está desmesuradamente diluido.

“Perder la capacidad de conseguir talento sólo ocurre cuando se poseen porcentajes muy bajos de la compañía, pero es fácil llegar a esos porcentajes si te diluirse en las rondas tempranas y luego necesitas mucho dinero para escalar, porque en las rondas subsiguientes te pueden dejar frío”, concluyó Jorge González Gasque.

Recuerda que siempre es bueno recibir ayuda, ya que levantar el capital necesario para fondear una empresa es una tarea complicada, tanto para emprendedores como para empresarios. Sin embargo, complicado no significa imposible. Tener claridad conocimiento de todas las finanzas, ventas y valuación de tu startup le generará confianza a los inversionistas.

En G2 Consultores, te asesoramos en la determinación de las necesidades de financiamiento de manera personalizada. Contáctate con nosotros y permítenos apoyarte en la creación de tu pitch deck y la técnica en la que muestras el potencial de tu startup a los inversionistas.

Segundo error en la cadena de financiamiento: Pedir mucho dinero al principio

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y un estudio realizado por la Asociación Méxicana de Capital Privado (Amexcap), existe una importante brecha en la productividad de compañías mexicanas según su tamaño; las medianas y pequeñas son significativamente menos productivas que las grandes, esto se debe a que la mayoría de las ocasiones no cuentan con los recursos suficientes para monetizarse.

A diferencia de otros países donde el financiamiento es ya una cosa de “todos los días”, en México aún falta un largo camino por recorrer. Aún así, de las 17 empresas financiadas que fueron evaluadas por el estudio de la Amexcap, todas demostraron un crecimiento de sus utilidades hasta de un 42.08%. Sin embargo, la falta de cultura de financiamiento, también lleva a muchas compañías a cometer una serie de errores que son por le demás comunes, pero no menos graves. En la entrada anterior de este blog analizamos el primero, a continuación, y por absurdo que parezca, veremos que el segundo error se trata de Pedir mucho dinero al principio.

Según Eric Ries, autor del libro The Lean Startup, como emprendedor debes adquirir clientes iniciales, iterar y perfeccionar; gastar poco y lograr cierta medida de éxito que le dé más valor al emprendimiento. Así que consigue el dinero justo y ponte a trabajar, porque ésa es la única forma de generar valor. Ten siempre presente que un emprendedor inteligente sabe que necesita ir construyendo éxito y credibilidad, antes de conseguir el dinero que necesita. Por lo tanto, pedir mucho dinero al principio te impedirá que otras empresas de financiamiento se animen a invertir en tu negocio en un futuro y a la larga te quedarás con muy poco.

En G2 Consultores contamos con las mejores estrategias que te permitirán desarrollar tu idea de negocio y proyectarla para que puedas, finalmente, conseguir los fondos que tu empresa necesita.

Construye una organización que funcione: una metodología

 

Como dice el refrán popular: “no se empieza la casa por el tejado”, y es que en el mundo de los negocios es muy común que los emprendedores y empresarios se dejen llevar por lo que suponen un instinto felino cuando hablamos del funcionamiento de una empresa. Se sienten conocedores de todo y piensan que su organización es fructífera, eficaz y que arroja frutos maduros, pero pocos, sólo los verdaderamente más sagaces, saben que para que un árbol crezca y dé frutos, debe contar con raíces fuertes y bien cimentadas bajo la tierra.

Seamos más claros; ¿estás seguro de que la organización de tu empresa funciona de manera efectiva? La única forma de saber si los engranes de un negocio se mueven de forma organizada, es revisando si la metodología sobre la que está funcionando es la correcta. Así que no podemos llamar metodología a cualquier procedimiento más o menos registrado para conseguir un buen número de ventas. En ese caso, convendría más decir que tenemos un método que contribuye a la sobrevivencia del negocio, pues toda verdadera metodología se caracteriza por establecer etapas específicas de un trabajo o proyecto, partiendo siempre de una base teórica que terminará por fundamentar las técnicas adecuadas para establecer un funcionamiento ideal para tu organización.

A partir de nuestro trabajo —y desde nuestra perspectiva—, consideramos que toda organización de una empresa debe fundamentarse en una metodología que contemple los siguientes puntos:

Sin título

 

En G2 Consultores contamos con la experiencia necesaria para ayudarte a desarrollar la metodología ideal para que tu empresa camine con la misma precisión con la que caminan las manecillas de un reloj, ya que, como decía Jean Pierre Sergent: “El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización”.

Call Now Button