Tres errores operativos que pueden condenar a muerte a tu startup

Tres errores operativos que pueden condenar a muerte a tu startup

Uno de los momentos más retadores durante el proceso de emprender, llega cuando tienes que organizar el trabajo para llevar tu idea al cliente. Ya no basta con conocer tu producto -o servicio-, requieres otro tipo de habilidades. De ello depende tu supervivencia para no quedarte en el famoso y conocido “valle de la muerte”.

Aun cuando el ecosistema emprendedor ha evolucionado y madurado, las startups siguen enfrentándose a una carrera de resistencia en donde sólo las mejores prevalecen, aquellas que se adaptan a los cambios; esto conlleva a entender la dinámica de crecimiento de tu empresa y a hacer los ajustes necesarios para operarla adecuadamente.

La Secretaría de Economía señala que al año se abren 35 mil nuevos negocios en México, pero el 75% no supera los dos años de vida y el Instituto del Fracaso confirma la misma cifra, señalando además, que una de las principales causas por las que cierren las empresas es la falta de habilidades del emprendedor para “ser el director de la orquesta”.

¿dónde se cometen mayormente los errores en este periodo? Algunos de ellos están relacionados con los roles, procesos o actividades que suceden cuando empiezas a crecer. En la mayoría de las startups pasa que no existen procesos definidos, seguramente tú como emprendedor has encontrado alguna manera de realizar actividades sin cuestionar si la forma en cómo lo haces es escalable o rentable o te ha pasado que tu equipo no tiene claridad sobre las funciones de cada elemento, ¿sabes quién es la persona que toma la decisión final en una situación crucial para la empresa?

A continuación, te presentamos tres de las situaciones más comunes entre los emprendedores:

  1. Estás tan inmerso en tu negocio para darte cuenta de que estás dejando de lado actividades clave relevantes o que simplemente las estás realizando de manera “casual”. A esto se le conoce como “ceguera de taller”; significa que consideras normales u óptimas ciertas prácticas, sin darte cuenta de las áreas de oportunidad o riesgos que se generan.
  2. Te sobrecargas de trabajo que lleva a sumergirte en resolver problemas del día a día al grado de que olvidas realizar estrategias operativas del negocio.
  3. Cuando hablamos de startups, usualmente existen recursos limitados que ocasionan que no se contrate un equipo suficiente o experimentado o que no se realice inversión en herramientas tecnológicas que soporten la operación.

Debes saber que: Es imprescindible planear, ejecutar y monitorear el desempeño de las actividades que realmente aportan a la entrega de tu propuesta de valor. Esta tarea no es nada fácil, menos cuando estás aprendiendo sobre la marcha; pero puedes contar con el apoyo de expertos que, mediante una metodología definida, te apoyen en la formalización de los procesos, establecimiento de indicadores y en el diseño de una estructura organizacional adecuada.

En G2 Consultores, te ayudamos a desarrollar una adecuada estrategia de procesos para que cuentes con las herramientas necesarias en la etapa de crecimiento en la que te encuentras y llevar así tu negocio al próximo nivel. Contáctate con nosotros!! y permítenos apoyarte.

About the author

administrator

Call Now Button